Se trata de la mayor estafa contra la compañía en Europa y la segunda más grande a nivel mundial

Un caradura de 22 años estafa 330.000 euros a Amazon en España, devolviendo cajas llenas de tierra

Un caradura de 22 años estafa 330.000 euros a Amazon en España, devolviendo cajas llenas de tierra
Un caradura de 22 años estafa 330.000 euros a Amazon en España, devolviendo cajas llenas de tierra RS

Lo han pillado con el «carrito de los helados». Un joven de 22 años que vive en Mallorca ha sido el artífice de la mayor estafa contra Amazon en Europa (y la segunda a nivel mundial) y, posiblemente la más sencilla: compró artículos caros y devolvió cajas llenas de tierra, quedándose con los objetos de valor, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

El autor, James Gilbert Kwarteng, ha sido detenido junto a sus padres, acusados de ser cómplices por firmar los paquetes que llegaban a su casa. El abogado de la familia ha asegurado que ellos no sabían nada de lo que estaba haciendo su hijo y ha reconocido que Gilbert dejó numerosas pistas para ser descubierto (puesto que los productos llegaban a su domicilio).

El delincuente creó una sociedad llamada Kwartech para vender los productos que robaba a Amazon: móviles, tablets, ordenadores… En total, logró hacerse con 330.000 euros gracias a los artículos del gigante del comercio electrónico.

Pero, ¿cómo pudo James estafar una cantidad tan grande a Amazon sin que se enterase? Lejos de hackeos informáticos, Gilbert pedía los productos online, los pesaba antes de abrirlos y rellenaba la caja con tierra y arena con el mismo peso exacto que el artículo original. Acto seguido, pedía la devolución y enviaba el paquete de vuelta a los almacenes de la compañía.

La fama que tiene el servicio de devolución de Amazon es muy amable. En cuanto pides un reembolso, te lo ingresan inmediatamente y el cliente tiene un plazo de un mes para devolver el producto.

Amazon da por finalizado el proceso de devolución en el momento que Correos registra la etiqueta de devolución y, al ser miles de paquetes los que retornan a su lugar de salida, parece que la compañía no los revisa inmediatamente. Fue en el centro de Amazon de Barcelona donde descubrieron las cajas llenas de tierra y empezaron a investigar de dónde procedían.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído