30 personas fueron detenidas por la Policía Nacional

La Policía Nacional desmantela la red que usaba a mujeres españolas para montar parejas falsas con magrebíes

La Policía Nacional desmantela la red que usaba a mujeres españolas para montar parejas falsas con magrebíes
La Policía Nacional española y la EUROPOL, trabajaron de forma conjunta en las investigaciones

Una red ilegal conformada para constituir falsas parejas de hecho ha sido detectada por la Policía Nacional junto a la Europol y ha llevado a la cárcel a unas 30 personas en Valencia.

Las parejas estaban conformadas por mujeres españolas, quienes posteriormente firmaban el trámite de «Pareja de hecho» con hombres inmigrantes de origen magrebí, para que estos regularizaran su situación con extranjería, y les cobraban entre 8.000 y 12.000 euros.

Los amaños se llevaban a cabo en Sagunto, Valencia, sin embargo, la organización criminal tenía presencia en otros países europeos como Marruecos, Bélgica, Francia e Italia.

La Policía pudo darse cuenta de las presuntas uniones ilegales cuando detallaron los expedientes de solicitud de autorización de residencia mediante uniones de hecho que se estaban tramitando en esa localidad valenciana, y al llevar cabo un conjunto de pesquisas concluyeron que se trataba de una organización que se dedicaba a llevar a cabo prácticas que, presuntamente, promovían la inmigración clandestina al formar tales parejas de hecho para regularizar a estos hombres inmigrantes en España.

La investigación policial ha identificado a dos personas como máximos responsables, se trata de dos hombres, uno francés y otro español, ambos de origen marroquí, quienes tenían empresas y gestorías en Sagunto, y a través de estos negocios daban de alta a las mujeres como empleadas para luego hacerlas tramitar las uniones de hecho a cambio del pago de 3.000 euros, mientras que a sus clientes les cobraban 8.000 si estaban en territorio español y entre 10.000 y 12.000 euros si tenían que ser transportados desde otros países.

Los agentes pudieron demostrar que las supuestas trabajadoras no desarrollaban ningún trabajo en las empresas, solo tenían un objetivo y ese era el de demostrar que contaban con los recursos económicos que les permitiera cumplir con esta exigencia establecida en las leyes españolas para que prosperara la unión de hecho.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído