Guadalajara

Chantaje sexual: una empleada de hogar termina en la cárcel por estafar a un abuelo de 80 años

La mujer y su hija sustrajeron 200.000 euros al abuelo y ahora está a disposición judicial

Chantaje sexual: una empleada de hogar termina en la cárcel por estafar a un abuelo de 80 años
Policía Nacional.

La Policía Nacional tuvo que hacerse cargo.

Dos mujeres han sido detenidas por un delito de estafa continuado y abuso de confianza, por lo que ya se ha dado conocimiento de los hechos a la autoridad judicial.

La buena voluntad y el deterioro cognitivo de un anciano de 80 años lo hicieron víctima de su empleada de hogar, quien se aprovechó de su situación para sustraerle más de 200.000 euros.

El suceso ha tenido lugar en Guadalajara donde fueron detenidas dos mujeres, se les acusa de un delito de estafa por aprovecharse del anciano, manipularle y engañarle para quitarle el dinero.

Una de las detenidas trabajaba como empleada del hogar interna para la víctima y le hizo creer que mantenía una relación sentimental con otra mujer que en realidad era su hija.

«Tal fue el engaño que ambos llegaron a inscribirse en el Libro de Uniones Civiles o de Hecho del Ayuntamiento de Guadalajara, ha informado la Comisaría de Policía Nacional en nota de prensa», ha destacado ABC.

Lo primero que hizo la empleada de hogar fue aislar al hombre su entorno familiar, prometiendo que lo cuidaría y generando en este dependencia emocional, pero cuando lo tenía vulnerable se aprovechó porque el hombre «un importante patrimonio», por lo cual lo convenció para que adquiriera una vivienda a nombre de ambos.

Durante la convivencia, la presunta autora aprovechaba para embaucar al anciano para que le hiciera entrega de grandes cantidades de dinero y regalos tanto a ella como a su hija, utilizando chantajes emocionales, ofrecimientos sexuales e incluso amenazas para hacerse con su dinero o sus pertenencias.

La Policía Nacional actuó a tiempo, cuando se iba a producir un nuevo engaño, ya que la víctima se disponía a retirar 55.000 euros de la entidad bancaria para entregárselo a las dos mujeres, presumiblemente condicionado y atemorizado por éstas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído