LOS LIMPIABAN LITERALMENTE EN LOS CAJEROS AUTOMÁTICOS

La Guardia Civil atrapa a la banda magrebí especializada en robar a ancianos con el método del ‘scalping’

Los detenidos contaban con ayuda logística –vehículos, viviendas y billetes de avión- en las localidades malagueñas de Marbella y San Pedro de Alcántara.

La Guardia Civil atrapa a la banda magrebí especializada en robar a ancianos con el método del 'scalping'
Un agente de la Guardia Civil en la operación contra los ladrones de ancianos en los cajeros. PD

Todos aparentemente muy educados, supuestamente políglotas y sobre todo, amables. Operando sin parar por la ribera mediterránea, desde el sur de España hasta la Costa Azul francesa.

La Guardia Civil ha atrapado a dos facinerosos en Torrevieja (Alicante) y ha colaborado en la detención de otros tres en Marsella (Francia), por estafar a personas mayores en cajeros automáticos.

Sólo en España, se habían hecho con más de 60.000 euros en los últimos días.

El grupo desmantelado actuaba por toda la costa mediterránea de España, Francia e Italia. Tras llevar a cabo cada estafa, se movían con rapidez entre estos tres países –incluso comprando vuelos de salida inmediata- para evitar ser descubiertos.

El “scalping” o “siembra” es el método que utilizaban para llevar a cabo los delitos. Consiste en observar desde muy corta distancia a sus víctimas –la mayoría de avanzada edad- mientras retiraban dinero en cajeros automáticos para hacerse con el número PIN.

Posteriormente, conseguen sustraerle la tarjeta recién utilizada.

Otro de los métodos que utilizan consiste en cambiar el idioma del cajero para que la víctima les pidiera ayuda cuando fuera a utilizarlo, y así ganarse su confianza.

Una vez que se hacían con las tarjetas y con los números PIN de cada una de ellas, extraían todo el dinero en efectivo que podían, llegando incluso a dejar algunas cuentas bancarias sin saldo.

El dinero estafado lo gastaban rápidamente en tarjetas-regalo de centros comerciales, con las que luego compraban artículos de lujo.

Los detenidos contaban con ayuda logística –vehículos, viviendas y billetes de avión- en las localidades malagueñas de Marbella y San Pedro de Alcántara.

Los investigadores destacan la rapidez con la que este grupo se movía por España, para no ser detectados por los diferentes cuerpos policiales.

En una misma mañana, tras cometer varios de estos delitos en Torrevieja (Alicante) regresaron a Marbella (Málaga).

En otra ocasión, tras haber obtenido un considerable botín, llegaron a volar ese mismo día desde Barcelona hasta Marsella.

Se estima que en Italia han podido estafar más de 200.000 euros. La cantidad robada en Francia está aún por determinar.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído