Amenazaron al conductor para que no denunciase

Los vecinos saquean un camión atrapado en la M-30 de Madrid, que transportaba 20.000 kilos de comida

El Ruedo fue inaugurado en el año 1989 con el objetivo de acoger a 346 familias de ingresos bajos, muchas de ellas realojadas desde el antiguo poblado chabolista de El Pozo del Huevo

Los vecinos saquean un camión atrapado en la M-30 de Madrid, que transportaba 20.000 kilos de comida
El saqueo de un camión atrapado pro la nieve en la M30. PD

Llevan años quedándose los vecinos de ese gigantesco edificio llamado ‘El Ruedo’, situado a un lado de la M-30, el injusto estigma de que albergan entre ellos a bastante impresentable.

Y ahora, coincidiendo con la Borrasca Filomena, en lugar de arreglarlo demostrando que son gente buena y solidaria, capaz de ayudar a los atrapados en la nieve, lo han acentuado saqueando un camión cargado con 20.000 kilos de comida, que quedó varado justo enfrente de sus pisos.

El Ruedo fue inaugurado en el año 1989 con el objetivo de acoger a 346 familias de ingresos bajos, muchas de ellas realojadas desde el antiguo poblado chabolista de El Pozo del Huevo.

Con la llegada de los primeros inquilinos en 1990 se comenzó a forjar una leyenda negra en torno a una comunidad que, a lo largo de los años, se ha ido conformando en torno al edificio proyectado por el famoso arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza en el barrio madrileño de Moratalaz.

El temporal de nieve que azotó la ciudad durante el fin de semana provocó que muchos vehículos se quedaran atrapados sin poder llegar a su destino y algunos han sido víctimas de la delincuencia.

Una vez más han sido las redes sociales las encargadas de difundir el vídeo de los hechos. El camión inició su viaje en Valdemoro el viernes por la tarde rumbo al Alcampo de Moratalaz, pero al salir de una curva de la M-30 se quedó parado debido a la nevada frente al edificio de realojo El Ruedo.

El supermercado sólo estaba a 300 metros y por esta razón, el conductor se quedó en la cabina albergando la esperanza de poder completar el viaje.

Fue imposible así que pidió ayuda y le dijeron que le enviarían un equipo de asistencia… que tampoco pudo llegar hasta el camión debido al temporal. El sábado por la tarde, un día después de haberse quedado atrapado, el camionero fue a casa de un conocido para descansar, asearse y cambiarse de ropa.

Cuando regresó a la M-30 fue testigo de cómo se estaban llevando los últimos alimentos que transportaba y les llamó la atención: los presentes le amenazaron de muerte si les denunciaba.

Habían aprovechado su ausencia para romper el portón trasero del camión y saquear el interior: se llevaron cajas con yogures, fruta, verdura, bebidas, batidos… e, incluso, hubo personas que bajaron con sus propias bolsas para meter en ellas los alimentos.

La Policía Municipal se personó en la M-30 mientras se estaba perpetrando el robo y se produjo una primera huida que los agentes aprovecharon para vigilar el vehículo industrial.

No obstante recibieron un aviso y tuvieron que abandonar la zona propiciando le reanudación del robo.

En total 20.000 kilos de comida a los que hay que sumar los destrozos causados tanto en el interior del tráiler como en la máquina de frío del mismo.

Debido a la borrasca Filomena, la empresa propietaria del camión, ubicada en la sierra de Madrid, tuvo que esperar al martes para denunciar los hechos ante la Guardia Civil y la Policía Nacional. Tras este procedimiento se iniciará una investigación para intentar dar con los autores del asalto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído