CRIMEN SIN CASTIGO

El Buho, el cabecilla de la Manada de magrebíes violadores de Bilbao, es un viejo conocido de la Ertzaintza

El Buho, el cabecilla de la Manada de magrebíes violadores de Bilbao, es un viejo conocido de la Ertzaintza
El Búho EC

Cuanto más sabemos sobre estos tipos, más repulsión nos causan.

Hace unos meses Mohamed S., un sujeto de 18 años de origen marroquí y nacionalidad holandesa, se hizo un enorme tatuaje en el cuello con la imagen de un búho.

Tiempo después, ha sido lo que ha permitido que una joven de Bilbao le identificara como uno de los autores de una violación grupal que sufrió la noche del pasado jueves en un parque de la ciudad.

Es precisamente este tatuaje lo que da origen a su mote, pues para muchos agentes de la Ertzaintza y Policía Municipal, que conocen bien a Mohamed por su historial delictivo, es «El Búho», informa El Correo y comparte Periodista Digital.

Aunque lleva solo un año viviendo en Bilbao, cuenta El Correo, los agentes han tenido que lidiar con él en varias ocasiones.

La penúltima, hace alrededor de dos meses, cuando se encontraba en los alrededores de un local de ocio nocturno en el que se estaba produciendo una pelea.

Ahora, está detenido como cabecilla de la violación grupal a una española de 18 años, en Bilbao, la semana pasada.

Fue él quien quedó con la chica en el parque, para aparecer luego con más hombres.

La descripción que hacen los policías y recoge El Correo no deja margen a la duda:

«El Búho es considerado por los agentes autonómicos como un oportunista peligroso. Entre su largo historial de robos destacan su fijación por los teléfonos móviles, especialmente de fiesta, una de sus aficiones, cuando aprovecha para asaltar a despistados y borrachos, siempre con un papel de líder o cabecilla».

Junto a Mohamed S. fue también encarcelado Amin S., de 21 años y nacionalidad marroquí.

El tipo lleva solo unas semanas en España, donde habría llegado en patera.

Los otros cuatro individuos quedaron en libertad con la condición de acudir diariamente a los Juzgados, pues la víctima no logró identificarlos sin dudas.

La Ertzaintza analiza los calzoncillos y otras prendas para encontrar evidencias, y serán las pruebas de ADN las que esclarezcan su participación en la violación múltiple.

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído