Richard Nealon fue declarado culpable, aunque no cumplirá condena debido a que tiene una enfermedad incurable y no es capaz de comprender las alegaciones

Jubilado evita la condena por violación de una niña de 6 años en la década de 1980 por tener ahora demencia

Jubilado evita la condena por violación de una niña de 6 años en la década de 1980 por tener ahora demencia
Abuso RT

Un Tribunal del Reino Unido declaró culpable a Richard Nealon por abusar y violar a una niña de seis años en la década de 1980, sin embargo, no cumplirá condena ya que el hombre padece demencia, informa The Daily Mail este 6 de octubre, según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

Cuando el juicio comenzó, a finales de abril, el jurado tenía dudas sobre la capacidad del procesado para seguir las pruebas. La juez Sylvia de Bertodano afirmó: «No es capaz de comprender ninguna de las pruebas, y no puede responder preguntas de manera significativa». La juez añade que el hombre, acusado del crímen sexual, «no puede concentrarse» para contribuir a la investigación de cualquier modo.

En la audiencia del juicio, que se llevó a cabo sin Richard Nealon, un jurado examinó todas las pruebas y tuvo que decidir si Neal había realizado los actos que se le imputaban.

Un día, su víctima, que tenía seis o siete años en aquel momento, apareció en el domiciolio para ver a uno de los hijos de Nealon. Aunque el hijo de Nealon estaba fuera, este le dijo que pasara, luego atacó a la niña y la abusó.

La víctima permanieció callada durante varios años hasta que otra persona le confesó a un psiquiatra que había cometido un delito contra ella cuando tenía unos seis años. Por ello se contactó con la Policía y, después de que la localizarlan, ella les informó de lo que había sucedido. Cuando Nealon fue arrestado, la Policía descubrió un revistas pornográficas en su casa y que fotos de pornografía infantil en su ordenador.

En los casos de incapacidad el acusado, la legislación del Reino Unido permite tres opciones: una orden de hospitalización forzada, una orden de vigilancia o una exención absoluta de la pena. En el caso de Nealon, el Tribanal señaló una exención de la pena como la opción más adecueda, porque demencia es una enfermedad incurable, al mismo tiempo, no podría entender cuál era la razón por una orden de supervisión, es que no está consciente.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído