La sentencia causó controversia en el país norteamericano en noviembre, y ahora el caso ha sido elevado a nivel federal con una posible pena de hasta 10 años tras las rejas

Este policía de EE.UU. condenado a 90 días de cárcel tras «violar brutalmente» a una mujer borracha en su patrulla podría pasar 10 años en prisión

Este policía de EE.UU. condenado a 90 días de cárcel tras "violar brutalmente" a una mujer borracha en su patrulla podría pasar 10 años en prisión
Este policía de EE.UU. condenado a 90 días de cárcel tras "violar brutalmente" a una mujer borracha en su patrulla podría pasar 10 años en prisión RS

Un policía de Colorado (EE.UU.) enfrenta nuevas acusaciones criminales en su contra por presuntamente haber violado a una mujer que trasladaba en su patrulla en agosto de 2017, un caso rodeado de controversia por inicialmente calificarse como un delito menor y saldarse con no más de 90 días de cárcel para el acusado, según recoge rt y comparte Ivan Rastik para Periodista Digital.

La primera condena había sido dictada en noviembre luego de que Curtis Lee Arganbright, de 42 años, llegara con los fiscales a un acuerdo para no ser procesado por los cargos de delito grave de agresión sexual por la fuerza, agresión sexual por una persona en posición de autoridad y retención indebida.

En su lugar, el hombre se declaró culpable de incurrir en contacto sexual ilícito y conducta oficial indebida en perjuicio de la víctima, de 36 años, a la que debía llevar a su casa luego de ser tratada por intoxicación alcohólica en una clínica.

La mujer había sido acusada de robar utensilios médicos pero no se presentaron cargos en su contra luego de que aceptara ser escoltada hasta su residencia por la Policía.

A medio trayecto, sin embargo, Arganbright detuvo su patrulla en un tramo aislado de la carretera, sacó a la mujer del auto, le ordenó que se bajara los pantalones, la esposó y la «obligó a participar en actos sexuales», según habían especificado las autoridades el año pasado.

Tras su acuerdo con los fiscales, el hombre recibió también una sentencia adicional de cuatro años de libertad supervisada, fue despedido del Departamento de Policía de Westminster y se le obligó a registrarse como delincuente sexual y a asistir a un programa de rehabilitación.

La decisión de los jueces, no obstante, fue ampliamente considerada como insuficiente por el público general. La madre de la mujer, cuya identidad se mantiene en el anonimato, había asegurado en una audiencia judicial que el oficial «violó brutalmente» a su hija.

Ahora, la Justicia ha reavivado el caso de Arganbright y lo ha elevado a nivel federal, con cargos de violación de derechos civiles que significarían hasta 10 años de prisión para el exagente de ser encontrado culpable.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído