MUNDO CRUEL

Policías indios llevan a reconocer el lugar del crimen a los 4 camioneros que violaron y quemaron viva a una veterinaria, y los acribillan ‘in situ’

Policías indios llevan a reconocer el lugar del crimen a los 4 camioneros que violaron y quemaron viva a una veterinaria, y los acribillan 'in situ'
Priyanka Reddy y sus cuatro violadores y asesinos. PD

Les han dado lo suyo.

Los cuatro responsables de la violación y asesinato de una joven veterinaria en el sur de la India murieron tiroteados este 6 de diciembre de 2019 cuando se encontraban bajo custodia policial en el mismo lugar donde se halló el cadáver de la mujer hace una semana.

La Policía llevó esta madrugada a los acusados al lugar donde se cometió el crimen en una zona apartada de la ciudad de Hyderabad como parte del proceso de investigación cuando, al tratar supuestamente de escapar, les dispararon, según la versión policial.

Los cuatro miserables murieron en el mismo descampado bajo un puente en el que supuestamente quemaron el cadáver de la joven veterinaria el pasado 27 de noviembre, informó un oficial de la sala de control de la Policía de Hyderabad, que pidió el anonimato.

Los detenidos murieron antes de que los servicios médicos llegaran al lugar.

Los fallecidos estaban acusados de violar en grupo y matar a una veterinaria de 26 años, a la que engañaron antes de cometer el crimen.

Priyanka Reddy y su cadáver carbonizado.

Primero pincharon las ruedas de su motocicleta y después, mientras fingían que le ayudarían a repararla, la llevaron a la fuerza hasta un lugar donde la violaron en grupo y asfixiaron, para a continuación quemar su cuerpo con gasolina.

El crimen desencadenó la indignación en la India y provocó varios días de protestas de centenares de mujeres en distintas ciudades del país que pidieron más contundencia en los castigos de violación, y mayor celeridad en los juicios de vía rápida para estos casos.

Poco después de que se conociera la muerte de los cuatro acusados una multitud comenzó a llegar al lugar del suceso para aplaudir la acción policial y apoyar a los agentes: unos les lanzaron flores, mientras otros les felicitaban y alzaban en brazos entre vítores.

Las redes sociales también se hicieron eco de la satisfacción de una parte de la población, que ve con alegría lo que presumen fue una ejecución extrajudicial, compartiendo fotografías de los oficiales a los que llaman «héroes».

Las leyes contra las agresiones sexuales se endurecieron en la India después del caso de Jyoti Singh, que murió tras ser violada y torturada por seis hombres en un autobús en 2012 en Nueva Delhi, en un caso que trascendió las fronteras y que marcó un antes y un después, aunque no evitó que estos delitos sigan repitiéndose.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído