“La vieron, la tocaron, la desvistieron y la vistieron. Pero nadie hizo nada para salvarla”

Reanudan el juicio por el asesinato de Desirée Mariottini, la adolescente violada por una horda de africanos en Roma

La joven fue encontrada muerta el 19 de octubre de 2018 tras el ataque sexual de cuatro inmigrantes de Senegal, Nigeria y Gambia

Reanudan el juicio por el asesinato de Desirée Mariottini, la adolescente violada por una horda de africanos en Roma
Desirée Mariottini PD

Italia se enfrenta al duro juicio por el asesinato de Desirée Mariottini, la adolescente violada por una horda de africanos.

Un nuevo testigo comprometió aún más a los cuatro hombres acusados de la muerte de la adolescente violada y asesinada hace dos años en la capital de Italia.

El juicio se reanudó ante el Tribunal de lo Penal de Roma. La adolescente de 16 años fue encontrada muerta el 19 de octubre de 2018 en un edificio abandonado en el barrio de San Lorenzo de la capital italiana.

En la audiencia, los jueces escucharon a un testigo que vio a la niña un día antes de su muerte.

“Uno de los acusados me confesó haber tenido sexo consensuado con Desirée luego de darle droga. Lo admitió pocas horas después de su muerte. Otros dos imputados también me dijeron haber tenido relaciones con Desirée. Cada uno descargó la responsabilidad de la violencia sobre los demás».

El testigo también dijo que Mariottini, originaria Cisterna di Latina -a unos 50 kilómetros de Roma-, había acudido a ese edificio abandonado del la capital para buscar drogas. La joven luchaba desde hace años con un problema de adicciones.

El testigo además confirmó que uno de los violadores y asesinos de la adolescente pronunció la frase “mejor ella muerta que nosotros en la cárcel”.

Las autoridades creen que, pese a darse cuenta de las condiciones críticas de la joven, los asesinos no pidieron ayuda por no ser incriminados por violación.

La autopsia confirmó que Mariottini murió de un paro cardiorrespiratorio producto de la falta de atención médica tras varias horas de agonía. El estudio concluyó que habría sobrevivido si se llamaba al 118, el número de emergencias en Roma. Con una ambulancia a tiempo, la adolescente estaría viva.

Por el brutal crimen fueron acusados Yusif Salia, Mamaodu Gara, Brian Minteh y Chima Alinno. Son dos senegaleses sin documentos legales para residir en Italia, un nigeriano con permiso de residencia en la capital italiana por motivos humanitarios y un inmigrante gambiano.

Enfrentan los cargos de asesinato, violación en grupo y narcotráfico.

La fiscal, María Paola Tomaselli, en la orden de detención, los definió como “depredadores que han violentado salvajemente a una chica muy joven e indefensa, sin ninguna piedad”.

El crimen

El 18 de octubre de 2018, Mariottini llegó a la estación de Termini de Roma y luego fue a buscar drogas a un edificio ubicado en una zona abandonada frecuentada por narcotraficantes y drogadictos en el barrio de San Lorenzo.

Junto a ella estaba Antonella Fauntleroy, una chica que conoció unas semanas antes y que, según los fiscales, habría vendido sus drogas varias veces aun sabiendo que estaba menor de edad.

En el interior del edificio Mariottini tomó drogas y posteriormente fue violada “forzándole brazos y piernas”, según reconstruyeron los investigadores.

Otras personas que aparentemente estaban en el lugar tampoco pidieron ayuda pese a ver que la chica estaba en peligro. “La vieron, la tocaron, la desvistieron y la vistieron. Pero nadie hizo nada para salvarla. Cuatro eran mujeres, dos italianas”, detalló el informe policial.

Desirée murió el 19 de octubre, pero agonizó durante varias horas. En ese lapso de tiempo, con la atención correcta, estaría viva.

“Le dieron agua y azúcar mientras moría. Luego, cuando vieron que se estaba volviendo cianótica, la pusieron en un sofá y después murió”, reveló otro terrible testimonio sobre sus últimas horas.

Cuando finalmente alguien dio el aviso de alerta y los servicios de emergencia llegaron al lugar, el portón de entrada fue cerrado con un candado y los médicos tuvieron que esperar que la policía les abriera paso. Todo ese tiempo perdido, la dejó sin vida a Desirée.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído