Guia Cultural

'El cojo de Inishmaan'

clipping

El tullido Billy y las gentes de Inishmaan

Gerardo Vera dirige una buena versión de una gran pieza teatral

José Catalán Deus, 03 de enero de 2014 a las 19:43
'El cojo de Inishmaan'/>

'El cojo de Inishmaan'

'El cojo de Inishmaan'/>

'El cojo de Inishmaan'

'El cojo de Inishmaan'/>

'El cojo de Inishmaan'

'El cojo de Inishmaan'/>

'El cojo de Inishmaan'

'El cojo de Inishmaan'/>

'El cojo de Inishmaan'

  • 'El cojo de Inishmaan'
  • 'El cojo de Inishmaan'
  • 'El cojo de Inishmaan'
  • 'El cojo de Inishmaan'
  • 'El cojo de Inishmaan'

'El cojo de Inishmaan' es teatro clásico con mirada nueva. Un drama rural de original trama y ocho personajes rotundos y complejos, de factura excelente, argumento intrigante y final soberbio. El irlandés Martin Mcdonagh la estrenó con 27 años cumplidos, demostrando que el péndulo del experimentalismo vanguardista y de la provocación más o menos gratuita había realizado ya todo su recorrido, y que lo innovador volvía a ser la vida real, los conflictos humanos. Gerardo Vera y su equipo hacen una gran versión, plena de interés, llena de ternura. Y el reparto funciona al unísono. Se hablará más de las actrices, pero nos place destacar a los actores. Teatro de alto nivel, espectáculo de calidad, destino preferente en nuestra guía cultural.

Martin Mcdonagh triunfó con su primera obra dramática, La reina de belleza de Leenane (The Beauty Queen of Leenane), de la que se pudo ver hace dos años una estupenda versión (ver reseña) a mayor mérito de Gloria López, y desde entonces no han parado sus éxitos. Estrenó El cojo de Inishmaan (The Cripple of Inishmaan) en 1997, con 27 años de edad, una obra de extraordinaria madurez y valentía, un retorno al teatro realista tras medio siglo de experimentos deconstructivos que jugaron su papel pero que hoy son antiguallas. A Gerardo Vera -vista, olfato y tacto- aquella reina de belleza del Nuevo Teatro Alcalá no le pasó desapercibida y ha optado por este chico huérfano y tullido que vive con sus tías en una pequeña isla en el culo del mundo a cuyas cercanías llega una troupe cinematográfica yanqui a rodar un documental.

Este acontecimiento, basado en un hecho real, la visita de Robert Flaherty, el famoso documentalista de los años 30, con todo su equipo procedente de Hollywood en las islas de Arán para rodar 'Man of Aran' en 1934, sirve de anclaje para la creación de una trama y unos personajes que al mismo tiempo representan el estereotipo irlandés y su revisión crítica: un vistazo agridulce a esa victimista mitomanía nacionalista a base de cuna inhóspita, de emigrantes presos de añoranza, de mucho alcohol, almas nobles, hombres pendencieros y mujeres de rompe y rasga.

Mcdonagh teje alrededor del pobre Billy el Cojo un entramado de hermosos personajes atípicos, en el que correveidile 'Johnnypateenmike' y el huraño 'Babbybobby' deslumbran en su compleja humanidad, esa que tenían las gentes antes de Twitter y WhatsApp. La deslenguada Helen no les anda a la zaga, y su tontorrón hermano Bartley y la borrachina Mammy pondrán el contrapunto hilarante a ese Billy renqueante que queriendo y pudiendo dejar atrás su maldita existencia, retornará a ella para encontrar dolor y amor en dosis contrapuestas a lo largo de sucesivos desenlaces contrapuestos que zarandean al público con intensas emociones hasta un 'the end' con la única verdad de esta ilusa vida, esa a la que todos llegaremos un día.

La obra también tiene cosas regulares y un momento de debilidad con el retorno de Billy a la isla pero se recupera en una brillante sucesión de falsos finales.

Versión impecable de José Luis Collado, al que teníamos por un buen colega de sus tiempos en el Teatro de la Abadía sin conocer esta otra faceta suya; sólo hay que discutirle ese 'cojo' que es mucho menos que 'cripple' y que queda... cojo. Dirección sobresaliente de Gerardo Vera, tan sobresaliente que pasa desapercibido, como ocurre con la escenografía, la iluminación, el vestuario y la música, cuyas discretas presencias envuelven, subrayan, matizan y nunca distraen. Forman un equipo conjuntado que está aportando mucho y bueno a la cartelera teatral.

Las dos hermanas solteronas construyen una relación creíble, antagónica y sin embargo complementaria entre una hierática Marisa Paredes y una pasional Terele Pávez, tal como ocurre en las parejas tras décadas de vida conjunta. Enric Benavent huye del patetismo y del melodrama para acertar en ese difícil personaje que es Billy el Cojo, y de la misma manera Irene Escolar sujeta firmemente a la descarnada Ellen para no pasarse de rosca, haciendo su mejor personaje desde su consagración en 'Oleanna' de David Mamet (ver reseña) en 2011. Pero si se disculpan inocentes preferencias, las nuestras esta vez se inclinan por Marcial Álvarez.

Gran ejemplo este Martin Mcdonagh para los dramaturgos españoles de su generación a menudo empeñados en rupturismos absurdos, en trabajos de tesis y en visiones con anteojeras caducas. Este irlandés londinense huye de los tópicos, de los lugares comunes y de  lo políticamente correcto. Adopta formas tradicionales para contenidos espesos. Observa con cuidado, cavila con fruición y escribe con esmero. Y como no le bastan las tablas, ganó el Oscar al mejor cortometraje de 2006 con Six Shooter, y su primer largometraje, In Bruges (Escondidos en Brujas), fue bueno y premiado.
 
Gerardo Vera fue director del Centro Dramático Nacional del 2004 al 2011 y esta temporada ha dirigido también Maribel y la extraña familia de Miguel Mihura, y El crédito de Jordi Galceran. La nueva productora Grey Garden en la que se ha embarcado con Enrique Salaberría, Tomás Giménez Rueda y Víctor Fernández Guerra, no podía empezar mejor su andadura. El teatro registraba lleno absoluto el 2 de enero y el público se mostró entusiasta. Y cuando termine en el Español se traslada al Infanta Isabel. ¡Vaya marcha la de este cojo!

Vídeo promocional

Aproximación al espectáculo (del 1 al 10)
Interés, 8
Dirección, 8
Escenografía, 8
Interpretación, 8
Música, 8
Producción, 8
Documentación para los medios, 8
Programa de mano, 5


Teatro Español
EL COJO DE INISHMAAN
de Martin McDonagh
Dirección: Gerardo Vera
Versión: José Luis Collado
Del 18 de diciembre al 26 de enero de 2014 

Marisa Paredes  Kate
Terele Pávez  Eileen
Enric Benavent  Johnnypateenmike
Ferran Vilajosana  Billy
Adam Jezierski  Bartley
Irene Escolar  Helen
Marcial Álvarez  Babbybobby
Ricardo Joven  Doctor
Teresa Lozano  Mammy 

Versión y traducción José Luis Collado
Escenógrafía y vestuario Alejandro Andújar
Iluminación   Juan Gómez Cornejo
Música original  Luis Delgado (con la colaboración de Garrett Wall)
Videoescena   Álvaro Luna
Fotos y diseño cartel Javier Naval
Gerente / regidor  Miguel de Miguel
Jefe de producción  Jair Souza-Ferrerira
Ayudante de dirección Jose Luis Arellano
Director de producción Víctor Fernández 
Construcción decorados Alfonso Cogollo Carretero
Realización vestuario Ángel domingo
Agradecimientos Maria Matas, Carmen Mancebo, Chema Noci y Gael Linn

Una producción del Teatro Español y Grey Garden  
Duración del espectáculo: 2 horas aproximadamente.



facebook

José Catalán Deus
José Catalán DeusEl editor de la Guía Cultural ha vivido una larga carrera profesional en la que ha alternado puestos de dirección en diarios y revistas (Interviú, El Independiente...) con el trabajo como reportero y comentarista. Durante una década fue corresponsal en Londres y en Roma, y también ejerció el periodismo en estancias en París y Tirana. Ha sido corresponsal en Madrid de CNN Interactive y otros medios americanos. Actualmente, además de ejercer la crítica cultural en 'Periodista Digital', escribe libros regularmente y es analista de temas globales en diversas publicaciones digitales e impresas.
Recomendaciones de la Guia Cultural

PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05