Humberto Rivas - Fundación Mapfre

La Fundación Mapfre presenta su gran retrospectiva y lo presenta como fundamental para la evolución de la fotografía española. Creía que era un arte y cuidaba cada toma con dedicación y esmero. Hizo retratos de personas interesantes y paisajes urbanos desarbolados, apenas nada más. Cuando llegó el color lo trató con lirismo y mesura. La muestra demuestra que hay fotografía artística y fotografía de consumo: como en todas las artes.

La tesis de partida es que Humberto Rivas (1937-2009) fue un autor fundamental para el desarrollo de la fotografía en España a partir de la primera mitad de los años setenta, cuando llegó a Barcelona procedente de Argentina. Con él se produjo una renovación del medio, contribuyendo a su consideración como un lenguaje artístico de pleno de derecho.
 
La selección, con más de 180 obras y material de archivo, aborda el trabajo de este fotógrafo a lo largo de toda su trayectoria que comprende desde los años sesenta del siglo XX hasta el año 2005, y quiere demostrar la importante renovación del lenguaje fotográfico que supuso su obra y el impacto que causó su trabajo en la ciudad condal en los años 80 y 90 supuso un importante impulso para el reconocimiento de la fotografía como soporte de creación artística en nuestro país.

Nos dicen que concebía su obra fotográfica como un gran todo. Sus imágenes de la ciudad se caracterizan por ser lugares desiertos, sin presencia humana. Son fotografías en las que los protagonistas son las señales de tráfico, paredes desconchadas, o fachadas parcheadas. En sus retratos, realizados sin ningún tipo de decoración ni referencias al espacio ni al tiempo, refleja el pulso y el desafío al que se enfrentaban los personajes que se ponían delante de su cámara. Creador de una nueva forma de documentar, sus imágenes buscan plasmar la huella del tiempo y de la memoria con un estilo sobrio y sencillo que invita a la reflexión más nostálgica que optimista del espectador.

Ordenada cronológicamente en cuatro secciones Argentina/Norte, Barcelona, Inicio del color y Un proyecto de Vida, cuenta con copias de época en su mayoría procedentes del 'Archivo Humberto Rivas' así como de las principales colecciones y museos que albergan obra suya en sus fondos.

Lo que él hizo en Barcelona, referente de renovación e impulso, lo hacía simultáneamente la revista Nueva Lente en Madrid. Su obra efectivamente merece respeto. Él se lo tenía y la dejó seleccionada para tiempos venideros. Podemos preguntarnos qué hay de especial en una tapia cochambrosa o en una fachada mil veces remendada: el paso del tiempo, quizás. ¿Y en los rostros y cuerpos de quienes posaban largamente para él, uno cualquiera, como cualquieras eran los modelos? la inabarcable complejidad de la especie humana, tan parecidos todos, tan distinto cada uno. Fotografía perenne, sin fecha, sin búsqueda ni hallazgo de signficados colaterales.

Rivas llegó a Barcelona en 1976 cuando cientos y cientos de profesionales e intelectuales argentinos se refugiaron en España huyendo de la Junta Militar. Eran los sudacas, aprovecharon el complejo de salir del franquismo e impusieron criterios -por ejemplo en el periodismo- a menudo nefastos. Unos 20.000 se instalaron en Madrid y otros tantos en Cataluña. Aportaron, sin duda, y también recibieron. Mucho más de lo que reconocieron.

Aproximación a la exposición (del 1 al 10)
Interés: 6
Despliegue: 8
Comisariado: 6
Catálogo: 9
Folleto de mano: 9
Documentación a los medios: 6


Fundación MAPFRE
Humberto Rivas
Comisario: Pep Benlloch
Director del Área de Cultur: Pablo Jiménez Burillo.
Hasta el 5 de enero de 2019,
Sala Bárbara de Braganza, 13, Madrid.