Ballet de la Ópera de Paris - Teatro Real

El Ballet de la Opera de Paris visita el Teatro Real con una representación pequeña de su cuerpo de baile de 154 integrantes, pero con un programa extenso, nutrido con cinco excelentes coreografías de George Balanchine(2), Jerome Robbins(2) y Hans Van Manen para músicas de Debussy, Ravel, Bach, Satie y Stravinski.

De George Balanchine, uno de los nombres más influyentes en el mundo de la danza, pionero del ballet moderno, se incluyen Sonatine y Rubis. La primera toma su nombre de la Sonatine para piano en fa mayor del compositor francés Maurice Ravel, y fue estrenada en la primavera de 1975 para conmemorar el centenario de su nacimiento. Por su parte, Rubís está coreografiada sobre el Capriccio para piano y orquesta del músico ruso Igor Stravinsky, deslumbrado por los musicales de los años 30 y las improvisaciones del jazz. Y fue retomada en 2000 con escenografía y vestuario de Christian Lacroix.

De Jerome Robbins, muy conocido por sus creaciones para el musical americano con títulos como West Side Story (1957) o El Rey y yo (1951), y uno de los más reputados coreógrafos de danza del siglo XX, llegan Afternoon of a Faun y A suite of Dances. La primera, estrenada por el New York City Ballet en 1953, es la encargada de abrir el programa. Concebida como un encuentro casual entre dos jóvenes bailarines, envueltos por el Prélude à l’après-midi d’un faune de Claude Debussy, y con una clara mirada a la obra de Nijinsky, sigue siendo hoy en día uno de los pax de deux más apreciados por su expresividad, sensualidad y originalidad, que convierte la “cuarta pared” en un espejo donde los bailarines se miran. En la segunda, A suite of Dances, un violoncelista interpreta extractos de la Suite para violonchelo solo de Johan Sebastian Bach mientras un bailarín que escucha la música comienza a improvisar siguiendo la música de forma intuitiva, alternando con inspiraciones de puro estilo académico, con una infinidad de pasos y variaciones de trayectoria y una velocidad de ejecución que la hacen extraordinariamente compleja. Fue creada para Mihail Barysnikov, quien la estrenó en 1994.

Y finalmente, Hans Van Manen (Amstelveen, Holanda, 1932) aporta Trois Gnossiennes, sobre la célebre partitura del original músico francés Erik Satie. Estrenada en 1982, se trata de la creación más abstracta de la noche, austera, moderna, pero poseedora de un afinado sentido del ritmo y un fraseo elocuente que recuerda la estética neoclásica de los dos maestros que le acompañan en Madrid, George Balanchine y Jerome Robbins.

El Ballet de la Ópera de París visita el Real por tercera ocasión. La primera, en 2004, vino para interpretar el programa completo Joyaux de George Balanchine (incluida esta Rubis que repiten ahora), con el actual director de la CND, José Carlos Martínez -todavía Étoile de la compañía- interpretando Diamonds junto a Agnès Letestu; y, la segunda, en 2014, con la ópera danza Orfeo y Euridice, de Christophe W. Gluck, con coreografía de Pina Bausch.

En esta ocasión han elegido un programa intimista y recatado, con tres piezas para pareja de ejecutantes y una para bailarín solo, cerrando la velada con el plato fuerte de tres ejecutantes y doce integrantes del cuerpo de baile. A algunos parecerá poco, pero las esencias se sirven en envases diminutos. Han preferido mostrar elegancia y distinción, esa famosa 'charme' que se esfuerzan en conservar, sin recurrir a la potencia técnica de su enorme elenco, calidad depurada frente a cantidad arrolladora.

El inicio con Afternoon of a Faun, fue para nosotros lo más destacado de la velada, y realmente la delicadeza de Hugo Marchand y Amandine Albisson tuvo momentos excelsos en una coreografía de por sí admirable, de cuerpos flotantes, de espíritus suspendidos en el aire. Destacaríamos también la segunda coreografía de Robbins, A suite of dances, por su desenfado en el tratamiento del divino Bach y algunas de sus piezas más relevantes. Y junto a estados dos, la aportación coreográfica de Hans van Manen a las Gnossiennes nº 1, 2 y 3 de Satie. Lo que no quiere decir nada en contra de las dos aportaciones de George Balanchine, alguien suficientemente celebrado como para insistir en ello

La Ópera de París en 2019 celebra dos conmemoraciones simultáneas: el 350 aniversario de su fundación por Luis XIV bajo la denominación de Académie d'Opéra y el 30 aniversario de la inauguración de la Opéra Bastille, levantada para conmemorar el bicentenario de la Revolución francesa y ampliar las posibilidades que les brindaba el prestigioso pero ya limitado Palais Garnier.

Esta visita del Ballet de la Ópera de París es de por sí acontecimiento reseñable en la capital de un país que arrastra carencias en esta faceta artística, y una oportunidad de conocer una parte muy representativa de la historia reciente de la actualización del ballet clásico y su confluencia con la danza contemporánea. La fusión ya ha ocurrido y nos cuentan cómo. Su directora actual, Aurélie Dupont, está haciendo sin duda un buen trabajo, aunque decisiones como la de suspender la presencia en su próximo montaje de El lago de los cisnes del bailarín Sergeï Polunin por unas declaraciones controvertidas -en las que llama a los bailarines a dejar de ser afeminados y mostrarse como hombres 'guerreros'-, sea un acto más de esa censura colectiva creciente que está limitando la libertad de expresión en todas partes.

Aproximación al espectáculo (valoración del 1 al 10)
Interés: 7
Músicas: 9
Coreografías: 8
Ejecución: 9
Escenografías: 8
Vestuarios: 8
Producción: 9


Teatro Real
BALLET DE L'OPÉRA NATIONAL DE PARIS
21 - 26 DE ENERO DE 2019
Director musical: Maxime Pascal
Orquesta Titular del Teatro Real
(Orquesta Sinfónica de Madrid)

--AFTERNOON OF A FAUN
Música de Claude Debussy (1862-1918)
(Prélude à l'après-midi d'un faune, poema sinfónico según el texto de Stéphane Mallarmé).
Coréografo: Jerome Robbins
Escenógrafo e iluminador: Jean Rosenthal
Figurinista: Irene Sharaff

El fauno Hugo Marchand (21, 23, 26 [17:00 h]), Audric Bezard (24, 26 [21:30 h])
La ninfa Amandine Albisson (21, 23, 26 [17:00 h]), Myriam Ould-Braham (24, 26 [21:30 h])
Estrenado en 1953 por el New York City Ballet.
Entró a formar parte del repertorio del Ballet de l’Opéra national de Paris en 1974
Duración aproximada: 12 minutos

--SONATINE
Música de Maurice Ravel (1875-1937)
Coreógrafo: George Balanchine

Pianista Elena Bonnay
Mademoiselle - Léonore Baulac (21, 24, 26 [21:30 h]), Myriam Ould-Braham (23, 26 [17:00])
Monsieur - Germain Louvet
Estrenado el 15 de mayo de 1975 en el New York State Theater.
Entró a formar parte del repertorio del Ballet de l’Opéra national de Paris en 1975
Duración aproximada: 15 minutos

--A SUITE OF DANCES
Música de Johann Sebastian Bach (1685-1750)
(Preludio y giga de la Suite para violonchelo nº1 en Sol mayor, BWV 1007; Sarabande de la Suite para violonchelo nº 5 en do menor, BWV 1011; preludio de la Suite para violonchelo nº 6 en Re mayor, BWV 1012).
Coreógrafo: Jerome Robbins
Figurinista: Santo Loquasto
Iluminadora: Jennifer Tipton

Violonchelista - Aurélien Sabouret
Solista- Hugo Marchand (21, 24, 26 [21:30 h]), Paul Marque (23, 26 [17:00 h])
Estrenado el 3 de marzo de 1994 en el New York State Theater.
Entró a formar parte del repertorio del Ballet de l’Opéra national de Paris
Duración aproximada: 16 minutos

--3 GNOSSIENNES
Música de Erik Satie (1866-1925)
(Gnossiennes nº 1, 2, 3)
Coreógrafo: Hans van Manen
Figurinistas: Joop Stokvis y Hans van Manen
Iluminador: Jan Hofstra

Pianista - Elena Bonnay
Solistas - Ludmila Pagliero, Florian Magnenet (21, 24, 26 [21:30 h]), Hugo Marchand (23, 26 [17:00 h])
Estrenado el 5 de marzo de 1982 en el Stadsschouwburg de Ámsterdam.
Entró a formar parte del repertorio del Ballet de l’Opéra national de Paris
Duración aproximada: 8 minutos

--RUBIS
Música de Ígor Stravinsky (1882-1971)
(Capriccio para piano y orquesta)
Coreógrafo: George Balanchine
Escenógrafo y figurinista: Christian Lacroix
Iluminadora: Jennifer Tipton

Pianista - Vessela Pelovska
Solista femenina (pareja) Dorothée Gilbert (21, 24, 26 [21:30 h]),  Valentine Colasante (23, 26 [17:00 h])
Solista masculino (pareja) - Paul Marque (21, 24, 26 [21:30 h]), François Alu (23, 26 [17:00 h])
Solista femenina - Amandine Albisson (21, 23, 24, 26 [21:30 h]), Ida Viikinkoski (26 [17:00])
Ocho bailarines - Alice Catonnet, Marine Ganio, Charline Giezendanner, Aubane Philbert, Bianca Scudamore, Pauline Verdusen, Jennifer Visocchi, Sophia Parcen.
Cuatro bailarines - Axel Ibot, Pablo Legasa, Francesco Mura, Simone Valastro

Estrenado el 13 de abril de 1967 en el New York State Theater.
Entró a formar parte del repertorio del Ballet de l’Opéra national de Paris en 1974 con el título de Capriccio.
Nueva producción de 2000
Duración aproximada: 22 minutos.