´Los poemas místicos y otras estrofas novicias´

´Los poemas místicos y otras estrofas novicias´

Un poema ascético, más que místico, del libro «Los poemas místicos y los septetos dobles» (2017), octavo volumen de la serie «Cantil de Cantos», repertorio de estrofas nuevas en la literatura española y universal de Juan Pablo Mañueco, en quince volúmenes.

La estrofa nueva del poema es el «soneto alcarreño»

En el árbol de las obras, sé cada día labriego

No quiero morir como sobre el agua la nieve,
A la que el líquido absorbe pronto luego;
De ser algo, pasar a ser nada más que riego
Anónimo, al que el oleaje de la nada se la bebe.

Más allá de la nada algo que no es barro agrego,
Un poco de vida aún que vida lleve
Encima de sí misma y que renueve
Rastro vivo más adelante y después del desapego.

Es preferible la nevada que cae sobre el relieve
Sinuoso de los hechos y obras que despliego,
Incluso aunque ese resalte nuestro andariego
Sea un transitar discreto, humilde, sigiloso y leve.

En el árbol de las obras sé cada día labriego
Resuelto a hacer un nido de labores que conlleve
Esos frutos diarios en que tu tiempo se eleve,
Con ánimo e impulso, a quedarse tras tu pasar corto en trasiego.

Una forma da, leve o espaciosa, amplia o tenue, a tu caediza nieve
En la que, aunque caiga y muera y arda ella entre el fuego
Remoto del tiempo evanescente, que se marcha luego,
Deje vida aquí y obra, aun ligera, que se atreve

A DECIR A TODOS: viví y aún mi vida un poco os conmueve.
ESTO HUMILDE HICE, que todavía a vosotros, amigos, os entrego.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído