Sexo, placer, orgasmo, coito y erotismo. EP

Investigadores de la Universidad de California realizaron un experimento en el que analizaron la vida sexual de un grupo de mujeres y llegaron a la conclusión que aquellas que tenían sexo al menos una vez a la semana sus células envejecían más lentamente.

El estudio, publicado por el medio argentino Todo Noticias, esto es porque los encuentros íntimos reducen el estrés, uno de los factores de que la estructura celular envejezca de forma prematura.

Este efecto del sexo persiste con el paso del tiempo por lo que hay que tener una vida sexual activa en todas las edades. El ex jefe de psicología de la vejez del Royal Edinburgh Hospital, David Weeks, aseguró que los encuentros íntimos pueden hacer que los hombres y las mujeres se vean entre cinco y siete años más jóvenes por todos los beneficios que conlleva para la salud cardiovascular, el aspecto de la piel y la mejora del estado de ánimo.