Taberna Pedraza, los sabores de siempre que ‘te hacen volver’

Taberna Pedraza, los sabores de siempre que 'te hacen volver'

Carmen Carro y su marido Santiago Pedraza celebran el primer lustro de su ‘Taberna Pedraza’ en el nuevo local de la calle Recoletos número 4, donde mantienes sus orígenes trabajando día a día para alcanzar los tres objetivos que siempre han perseguido: elegancia, equilibrio y respeto por la cocina

¿Acaso lo genial no tiene siempre algo de locura? Eso pensaron Carmen y Santi el día que apostaron todo lo que tenían, y lo que no, por dar forma a su sueño y abrieron en pleno centro de Madrid la ‘Taberna Pedraza’ que hoy, 5 años después, sigue siendo un referente y reconocido por hacer la mejor tortilla de patata al estilo de Betanzos de la capital.

Y es que esta historia comienza, precisamente, gracias al valor y la valentía de ‘confiar en la intuición’ a la hora de tomar decisiones. Así, cuando en plena crisis de 2011 Carmen perdió su empleo, tras más de 20 años trabajando para la misma empresa, lo más sencillo y seguro habría sido sumergirse en una exhaustiva búsqueda de empleo. Pero, gracias a la ayuda y el apoyo incondicional de Santiago, juntos convirtieron una situación potencialmente adversa en el comienzo del que sería el proyecto de sus vidas.

 

“Solo te voy a pedir un favor. No comiences a enviar currículos inmediatamente, date un tiempo para pensar y dime, ¿a qué querrías dedicarte el resto de tu vida si pudieses elegir?” Eso fue lo que Santiago, tras recibir la noticia, le planteó a Carmen, posiblemente sin saber que ella no necesitaba dedicar más tiempo a meditarlo porque dentro de su cabeza y de su corazón lo tenía perfectamente claro: quería entregarse a la cocina.

Una vez tomada la decisión de cumplir ese sueño, dedicaron dos años de su vida a recorrer toda España, de norte a sur, de este a oeste, buscando siempre lo mejor, aprendiendo de las raíces y de la esencia de nuestra cocina. En Galicia, en Cantabria, en el País Vasco, en Cataluña, en Levante, en Andalucia. Meses de trabajo introduciéndose en las diferentes cocinas y buscando también las mejores conservas, embutidos, quesos, probando todo aquello que les gustaba, estudiando y tratando de entender, “buscando el romance”, aquellas cosas que, desde la cocina y a través de ella, les hiciesen vibrar.

El 10 de abril de 2014, tras encontrar el tipo de concepto y de cocina que querían desarrollar, abría las puertas Taberna Pedraza en la calle Ibiza, en un local chiquitito en el que, según comenta Santiago, llegó a conseguir la ‘habilidad de un mimo’ «era tan pequeño que, cuando salía un plato de la cocina, te tenías que quedar totalmente quieto, inmovilizado, te pillara en la posición que te pillara».

Debido al éxito de las especialidades de su primera taberna, abrieron, en noviembre de 2015, en la misma calle Ibiza, su segundo restaurante ‘Carmen Casa de Cocidos’ logrando que su cocido madrileño llegase a ser uno de los mejores de la ciudad.

En febrero de 2019, cierran un ciclo y abren uno nuevo, donde Santiago, Carmen y su equipo emprendían una nueva aventura, unificando sus dos propuestas bajo un mismo techo en la calle Recoletos 4.

Su apuesta por la cocina de producto ha sido uno de los grandes valores desde su comienzo. La elección de sus proveedores ha sido fundamental para desarrollar cada plato de la carta – Carro hace una exhaustiva comparativa entre diferentes materias primas para elegir aquellas que darán un resultado óptimo en la elaboración final -. Fieles a este método, y como garantía de que sirven el producto de mejor calidad, en la cocina de Taberna Pedraza se trabaja solo con un productor para cada tipo de alimento.

Una amplia carta en la que es difícil elegir, pero, como hay que decidirse …. De aperitivo unos mejillones en escabeche en conserva. Imprescindibles: su ya famosa ensaladilla, croquetas cremosas (de jamón de bellota, de pollo y huevo, y de merluza gallega), la tortilla, indispensable por supuesto, que Carmen fríe las patatas en el momento y cuaja a continuación (se elabora en el momento que se va a servir), una ensalada de tomate. Los pescados espectaculares: anchoas a la plancha, cocochas de merluza gallega al pil pil y el pixín.Y para rematar postres artesanos elaborados en la casa: La famosa quesada tradicional pasiega o la leche frita al momento. Una buena bodega acompaña a tan deliciosos manjares. ¡Un auténtico y espléndido homenaje!

Taberna Pedraza
Dirección:
C/ Recoletos, 4. 28001 Madrid
Horario: De lunes a sábado de 13:00h a 16:30h y de 20:00h a 23:30h
Precio ticket medio: 40-60€/persona
Reservas:
Teléfono: +(34) 913 428 240
http://www.tabernapedraza.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído