La astrología y el horóscopo

La astrología y el horóscopo

Desde la Antigüedad, el ser humano ha observado el cielo con gran admiración y curiosidad y ha tratado de establecer una relación entre lo acaecido en la tierra y el posicionamiento de la Luna, el Sol y los otros cuerpos celestes, a esta disciplina se le denomina astrología.

La astrología estudia la posición y el movimiento de los astros en el momento del nacimiento de una persona y cómo estos acontecimientos influyen en los individuos. Su término proviene del griego aster (estrella) y logos (palabra o tratado), obteniéndose como definición “la ciencia que trata los astros”.

Desde tiempos remotos, los asirios, los caldeos, los egipcios y los mayas crearon sus propios calendarios astrológicos, dando inicio a esta práctica milenaria que aún disputa si la cuna del saber fue en el período del antiguo Egipto o en Babilonia. Por otra parte, los pueblos indios y los chinos elaboraban sus propios horóscopos con la finalidad de mejorar ciertos aspectos de sus vidas e inclusive, redactaban cartas astrales.

En la Edad Media, los astrólogos o también llamados “estrelleros” fueron adquiriendo gran prestigio. Los reyes acudían a ellos para obtener una visión más clara de la realidad y tomar decisiones políticas, económicas y sociales.

Esta práctica se expandió a diversos países hasta la Edad Moderna, cuyos pronósticos se obtenían a partir del análisis de la conjunción de los planetas. Como podemos observar, la astrología ha estado presente en distintas culturas y creencias a lo largo de los siglos, perdurando hasta la actualidad.

El horóscopo y su razón de ser

El horóscopo es una metodología predictiva, una manera de comprendernos mejor y de percibir el futuro en cuanto a cambios y evoluciones, tanto personales como sociales.

En las últimas décadas, se ha convertido en una guía de autoconocimiento que nos ayuda a ser capaces de entender con mayor claridad aspectos de nuestra personalidad, así como también a anticipar eventos importantes de nuestras vidas. Pero, ¿de dónde obtenemos esta información?

El horóscopo es un diagrama astrológico que nos muestra la posición de los planetas, el Sol y la Luna, y su influencia en un momento determinado de la vida. Su origen etimológico proviene del griego “oroskopos” cuya palabra une dos términos: “ora” que se traduce como “hora” y “skopeo”, que significa “examinar”.

Para entender qué es el horóscopo es importante tener en cuenta la idea del zodíaco. De ahí que los signos zodiacales sean una representación de estas tendencias, una guía que nos permite entender mejor nuestra evolución humana.

El zodíaco se refiere a la zona cuyo centro es atravesado por la eclíptica y que está compuesto por doce constelaciones ubicadas en doce sectores iguales de 30º cada uno. Nuestro signo del zodíaco está determinado por la presencia del Sol en nuestra carta astral.

La carta astral

La carta astral es un mapa trazado en el cielo que permite conocernos a nosotros mismos con mayor profundidad y que podemos utilizar como una guía. A su vez, nos ayuda a descubrir capacidades y talentos ocultos que no hemos tenido en cuenta hasta el momento y que podemos potenciar para alcanzar un mejor desarrollo en nuestras vidas.

Para obtener el ascendente astrológico sólo es necesario saber la fecha, la hora y el lugar de nacimiento de una persona. De esta manera es posible obtener la ubicación de los planetas en el momento exacto del nacimiento como también su posición en los signos, las casas astrológicas y los aspectos que se forman entre ellos.

Estas posiciones mostrarán las dimensiones y arquetipos manifestados en forma particular en cada persona. La carta astral se divide en doce sectores a los cuales han denominado “casas”. Esta división parte de un punto concreto de la Tierra en un determinado momento.

Cuando observamos la presencia de un planeta en una casa, esto significa la manifestación de su energía en dicha área. Los aspectos de una carta astral hacen referencia a la relación angular entre dos planetas. Esto nos muestra la distancia que existe entre ellos.

Si dos planetas forman aspecto, su energía se activa y adquieren determinadas características dependiendo del tipo de aspecto conformado, de los planetas implicados y en la casa que haya ocurrido.

Los signos del zodíaco

Antiguo reloj Torre dell’Orologio en la Plaza de San Marcos en Venecia. Detalle con esfera de reloj y signos astrológicos del Zodíaco. Primer plano de esfera vintage, arte medieval de Italia.

Los nativos que presentan mayor influencia de un determinado signo en su carta astral mostrarán ciertas tendencias en su personalidad.

  • Aries: por ser el primer signo del zodíaco, su presencia en la carta astral influirá para que las personas se muestren resueltas, independientes y responsables.
  • Tauro: signo regido por el planeta Venus. Los nativos con gran influencia de este signo son personas bastante sensitivas, estables y bien plantadas en la Tierra. Mostrarán una tendencia hacia el mundo de los placeres y el bienestar material.
  • Géminis: regido por el planeta Mercurio, este signo está asociado con el intelecto, el diálogo y la versatilidad. Brinda la capacidad de ver distintos ángulos de una situación debido a que representa la dualidad de la mente.
  • Cáncer: este signo está regido por la Luna, lo cual se asocia con la empatía y la maternidad. Su influencia vuelve a las personas más afectivas, con tendencia a cuidar de los demás y brindar amor a sus seres queridos.
  • Leo: regido por el Sol, este signo representa la fuerza, el valor, la dignidad y el afecto. A las personas con gran influencia de este signo en su carta astral las dotará de un imponente carácter, a veces un tanto orgulloso.
  • Virgo: este signo regido por el planeta Mercurio brinda a las personas importantes habilidades mentales. Tienen tendencia a mantener el orden y observan con entusiasmo cada detalle. Representa también la pureza y la perfección.
  • Libra: regido por el planeta Venus, su influencia conduce a las personas hacia la búsqueda de equilibro, la justicia y la armonía. El tacto y el compromiso social son algunas de sus virtudes, destacando también su capacidad para la diplomacia.
  • Escorpio: signo regido por Plutón, este planeta dota a las personas de una energía notable e invencible. Poseen gran capacidad para regenerarse, vivir intensa y apasionadamente.
  • Sagitario: regido por el planeta Júpiter, lleva a los individuos a percibir la vida de una manera holística, intentando comprender el significado de todas las cosas. Las personas con gran influencia de este signo en su carta astral buscarán siempre nuevos horizontes a través de viajes o de una lectura relacionada con otras culturas.
  • Capricornio: signo regido por el planeta Saturno, lo cual convierte a las personas en seres muy comprometidos con las responsabilidades y las normas. Representa la necesidad de superar todos los obstáculos hasta alcanzar el éxito.
  • Acuario: regido por el planeta Urano, dota a las personas de un gran deseo de libertad e independencia. Velarán por una sociedad equitativa y bondadosa que respete los derechos de los seres humanos.
  • Piscis: regido por Neptuno, este planeta otorga a los individuos un gran sentido de espiritualidad y misticismo. Las personas con una fuerte influencia de este signo en su carta astral tienden a ir más allá de las limitaciones humanas, son intuitivas, imaginativas y un poco melancólicas.

Otros horóscopos

Desde hace siglos, muchas culturas han empleado distintos calendarios como métodos de predicción. Algunos de los más conocidos son:

  • Horóscopo Chino: es producto de la mitología china la cual adoptó a los animales como seres protectores. Tanto en China como en otros países de Asia Oriental, cada año del calendario lunar es representado por un animal: Rata, Buey, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo, Cabra, Mono, Gallo, Perro y Cerdo.
  • Horóscopo Maya: los mayas tuvieron grandes astrónomos y matemáticos. Su horóscopo presenta 13 signos del zodíaco representado por animales: Gorila, Zorro, Tortuga, Venado, Halcón, Serpiente, Murciélago, Lechuza, Lagarto, Jaguar, Ardilla, Escorpión y Pavo Real.
  • Horóscopo Azteca: se diferencia del resto de los horóscopos que conocemos porque sus signos corresponden a días concretos de nacimientos y no a períodos determinados. A su vez, los símbolos elegidos varían entre animales, plantas y objetos. Los 12 signos son: Ciervo, Caimán, Casa, Flor, Serpiente, Jaguar, Caña, Conejo, Águila, Mono, Pedernal y Perro.

El ser humano no sólo es parte integrante de la naturaleza, sino también del universo entero y es por ello que gracias a su contemplación y a su influencia en nuestras vidas podemos adquirir un mayor conocimiento de nuestra personalidad y de la de los demás, ganando en sabiduría y adquiriendo más comprensión y tolerancia en nuestro día a día para que la vida nos sea más fácil y favorable.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído