¡Prepárate para Black Friday! Aquí tienes consejos para afrontarlo

¡Prepárate para Black Friday! Aquí tienes consejos para afrontarlo
Ecommerce Pixabay

El 23 de noviembre se celebra el Black Friday, una jornada de rebajas que supone el inicio del periodo de compras navideñas. Exportado desde los Estados Unidos, tiene lugar el día después de Acción de Gracias, es decir, el día siguiente al cuarto jueves de noviembre. El Viernes Negro ha ido calando poco a poco en la sociedad española como demuestra un estudio realizado por Black Friday Global, según el cual, el 96% de los españoles sabe lo que es el Black Friday. Y el fenómeno promete seguir creciendo. En algunos comercios las ofertas se mantendrán todo el fin de semana hasta el Cyber Monday -evento de descuentos en compras online-, que se celebrará el lunes 26. Un no parar de rebajas y ofertas. Para no perderte en este mar de gangas y chollos ten en cuenta los siguientes consejos.

  1. Planifica tus compras
    Para no dejarte arrastrar por el poder persuasivo de las ofertas y acabar gastando mucho más de lo que tenías pensado lo mejor es hacer una lista de todas las cosas que necesitamos o que nos vendrían bien adquirir en el Black Friday.
  2. Estudia tus necesidades
    Una vez que sepas qué es lo que necesitas haz un seguimiento del precio habitual del producto y, cuando llegue el momento, compáralo con el precio de venta para el «viernes de descuentos». Hay algunos comercios que, días antes del Black Friday, inflan los precios de determinados productos para que el descuento parezca mayor. No te limites a una única tienda. Si necesitas algo, compara los precios de ese mismo producto en distintos establecimientos y páginas web. Así conseguirás el precio más ventajoso. Las tiendas deben especificar el precio de venta actual y el anterior o, en su defecto, señalar el descuento del producto.
  3. Tiendas físicas
    Si te gustan el bullicio y el ajetreo eres carne de tienda. Si te gusta trastear con la electrónica, ver cómo te queda la ropa, comprobar in situ el tamaño y las posibilidades de los electrodomésticos, el olor a neftalina… acude a los comercios en persona. Lo bueno es que podrás saber de primera mano si es lo que realmente buscabas y, además, tal y como lo pagues, te lo llevas. Lo malo es que vas a necesitar paciencia en las presumibles largas colas. Por raro que te pueda parecer, no vas a ser la única persona a la que se le ocurra salir a comprar en pleno Black Friday. Por último, no olvides guardar la factura o el recibo de todas tus compras.
  4. Compras online
    Comprar online es la manera más cómoda y rápida de hacer tus compras. Con un solo clic puedes conseguir lo que necesitabas. Lo malo es que no podrás «llevártelo puesto» y tendrás que esperar a que te llegue a casa. Además te verás privado del ir de compras como experiencia. Al fin y al cabo, salir de casa y dar una vuelta siempre es una buena idea. Cuanta más información manejes de una web, mejor. Entérate bien del precio, si incluye el IVA y los gastos de envío -si hay que hacer frente a los gastos de aduanas el precio se puede disparar-, las políticas de devolución de la empresa… Es recomendable haber hecho compras con anterioridad en las comercios electrónicos a los que les hayas echado el ojo, así sabrás qué tal es su atención al cliente o, por ejemplo, cómo son sus tallas y colores -en el caso de la ropa-. Al darte de alta utiliza un correo electrónico que esté destinado a recibir spam. A la hora de pagar utiliza métodos seguros, como Paypal, que te garanticen la devolución del dinero en caso de que surja algún problema. Y por supuesto, guarda siempre la factura o el recibo de las operaciones.
  5. Ahorra tiempo
    Si decides ir de compras traza una ruta de antemano y prepara todo lo necesario como cupones de descuento y vales. Las aglomeraciones harán que los desplazamientos se ralenticen así que optimiza todo lo que puedas tu recorrido. Utiliza un calzado cómodo porque ten por seguro que vas a pasar muchas horas de pie.
  6. Aprovecha los grandes descuentos
    El Black Friday brinda la oportunidad de ahorrar mucho dinero. Cuanto más caro sea el precio base de un producto, mayor será el ahorro. No es lo mismo el 25% de 100 que de 10. Si dudas sobre comprar un producto que te parece caro, puede que la cantidad que vayas a ahorrar sea lo suficientemente suculenta como para decidirte a hacerte con él. 
  7. Realiza compras responsables
    Que te lances a por una buena ganga no quiere decir que compres lo primero que se te pase por la cabeza. Antes de nada, pregúntate si comprar un determinado producto responde a una verdadera necesidad o a un capricho. Si se trata de un capricho, piensa sobre si te lo puedes permitir o no. Debemos ser responsables y comprar con sentido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído