El ejercicio sus beneficios y contradicciones

La búsqueda de la fuente de la eterna juventud aún sigue ocupando a médicos y científicos.

Es posible ganar mucho en este sentido permaneciendo físicamente activo durante toda la vida
El ejercicio regular reduce la degeneración natural de los músculos, los tendones, los ligamentos, los huesos y las articulaciones: mantiene la fuerza muscular, la flexibilidad de las articulaciones, el equilibrio y la coordinación en general. En resumen: nos mantiene sanos e independientes.

Los enfermos crónicos y el ejercicios físico
Cualquiera que sufra una enfermedad crónica debería intentar permanecer físicamente tan activo como antes de contraerla.

En numerosas enfermedades tales como la artrosis, dolores de espalda, diabetes, hipertensión u otros trastornos cardiacos, el ejercicio físico bajo vigilancia médica, puede reducir la gravedad de los síntomas, disminuir el peligro de complicaciones y retardar el proceso de la enfermedad.

Sin embargo, existen algunos trastornos que no resultan directamente beneficiados por el ejercicio. No obstante, incluso en esos casos es importante que se trate de mantener el nivel físico.

Existen contadas excepciones en las que se prohíbe la práctica del ejercicio, como en las infecciones agudas, la gripe, la anemia y la cistitis. Consulte a su médico al respecto.

Lesiones
Muchos atletas jóvenes de élite especialmente de gimnasia, natación o tenis aún
están en edad de crecer. Su esqueleto aún no ha terminado de desarrollarse, lo que les hace más vulnerables a sufrir lesiones serias que sus competidores de mayor edad.

Lo que en un adulto puede ser una rotura de ligamento podría ser una fractura o dislocación de algún hueso en un adolescente.

El deporte en la infancia tiene un beneficio para toda la vida
Los estudios que investigan el origen de las enfermedades cardiacas en el mundo actual, han optado por buscar sus raíces en la infancia.

La poca actividad física fomenta el exceso de peso, eleva el nivel de colesterol y la tensión; factores que pueden iniciarse durante la adolescencia y posiblemente seguir desarrollándose durante la vida posterior, hasta causar graves trastornos cardiacos.

Es muy importante que los niños y los adultos, reconozcan la importancia de la actividad física regular.

Cuando realmente la disfruten y se diviertan, seguramente mantendrán esta sana costumbre durante el resto de su vida.

Autor

Mª Rosario Aldaz Donamaría

Mª Rosario Aldaz Donamaría, profesora de cocina y repostería, autora libro escuela de cocina navarra "El Bosquecillo" y abierta a cualquier sugerencia, opinión o comentario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído