Recetas

Trucos para hacer lubina a la sal

Trucos para hacer lubina a la sal
Lubina a la sal

¿Te gustaría preparar lubina a la sal y que te salga perfecta con solo cuatro ingredientes? Este pescado queda delicioso con esta técnica, la sal ayuda a que se cocine de forma más suave sin que el interior del pescado se seque. En otro artículo de Periodista Digital hicimos dorada al horno, hoy lubina a la sal.

¿Desde cuándo se usa la sal en la cocina?

El uso de la sal como elemento culinario es muy antiguo, de hecho antes de que el hombre apareciera, el mar cubría la tierra, incluido el Himalaya. Hace más de 6.000 años,durante el Neolítico ya se producía sal en la bahía de Bohai. El registro más antiguo de la producción de sal en China es del 800 a. C. Había  nada menos que 40 tipos de sal. Gracias a la venta de este ingredientes pudo financiarse durante el siglo XV y XVI la construcción  en parte la Gran Muralla.

Los egipcios también usaban la sal, no solo para los alimentos, también para momificar. Fue en el 200 a.C. cuando se descubrió que al añadir sal a los alimentos duraban más.

La técnica  de cocinar a la sal la encontramos en todo el Mediterráneo por ejemplo en Italia, Grecia o Portugal hay recetas de pescados ‘a la sal’. Se usa sal gorda porque cristaliza lentamente, creando una capa sobre la piel del pescado, esta capa protege la delicada carne del pescado del excesivo calor. Por eso al comer un pescado a la sal notamos está más jugoso que si se hace al horno pero sin sal.

Lubina a la sal

Ingredientes para 4 personas

  • Lubina – 1 kg
  • Sal gruesa – 1,5 kg
  • Claras de huevo – 2 unidades
  • Una patata

Preparación

  1. El pescado le pediremos al pescadero que esté limpio por fuera pero sin abrir, debe esta cerrado ya que se va a cocinar a la sal.

  2. Precalentar el horno a 200 º y preparar una bandeja o fuente de horno.

  3. En otro recipiente añadir la sal, un chorrito de agua y las dos claras de huevo. Este es el primer truco, al añadir clara de huevo a la sal, lograremos que una vez la extendamos por la lubina se quede pegada más fácilmente. El chorrito de agua también tiene su función, ya que dentro del horno se evapora y contribuye a que el pescado quede más jugoso.

  4. En fuente o bandeja de horno ponemos primero una capa de la sal en el fondo, como una ‘cama’. Este es otro truco ya que hay quien le añade por encima la sal al pescado, pero debe tener un cama de sal.

  5. Otro truco: pelar la patata y cortarla en rodajas medias, no muy finas ni gruesas. Colocar la patata encima de la capa de sal del fondo. Esto lo hacemos para que la lubina no se queme por la parte inferior, ya que en el fondo de la fuente a pesar de la sal se concentra más calor. Ponemos la sal, luego una cuantas rodajas de patatas ‘de barrera’, y sobre ellas el pescado. Además luego esas patatas quedan riquísimas.

  6. Colocar el pescado las rodajas de patatas, a continuación, cubrir con el resto de la sal que hemos mezclado con clara de huevo. Presionar con una cuchara para que se compacte la sal.

  7. Hornear en la parte media del horno a 200º 40 minutos.

  8. Sacar el pescado del horno y con ayuda de una cuchara o tenedor golpear sobre la capa de sal. ¡Aquí verás como gracias a las claras la sal sale de una pieza! Evitamos que se nos desperdigue por la fuente.
  9. Ahora ya podemos acceder al pescado, retiramos la piel de la parte superior, y extraemos la carne, la espina central nos saldrá entera. Luego ya podemos continuar retirando la parte inferior del pescado.
  10. Acompañar con las patatas que teníamos en la parte inferior del pescado y servir.

También te puede interesar

Merluza al vapor en el microondas

¿Te han gustado los trucos para hacer lubina a la sal? En Facebook tienes más para escoger.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído