«Combatir el calor está en tus manos»

Recomendaciones generales

– Beba agua o líquidos frecuentemente, aunque no sienta sed e independientemente de la actividad física que realice.
Pero no abuse de los que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar ya que hacen perder más líquido corporal.
Evite también el alcohol.

– Preste especial atención a bebés y niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

– Permanezca el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

– Reduzca los esfuerzos físicos en las horas de más calor.
No practicar deportes al aire libre en estas horas.

– Use ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar.

– Nunca deje a nadie en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente niños, ancianos o enfermos crónicos).

– Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas.

– Mantenga sus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.

– Haga comidas ligeras que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.)

Autor

Mª Rosario Aldaz Donamaría

Mª Rosario Aldaz Donamaría, profesora de cocina y repostería, autora libro escuela de cocina navarra "El Bosquecillo" y abierta a cualquier sugerencia, opinión o comentario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído