Savarinas al ron – Del libro de cocina Navarra «El Bosquecillo»

Ingredientes:
90 g. de harina.
10 g. de levadura prensada
1/2 dl. de leche tibia

Modo de hacerlo: Sobre el mármol se pone la harina formando círculo. En el centro se pone la leche tibia y la levadura.

Se disuelve la levadura y se va incorporando la harina con las manos —quizá no toda—, hasta formar una masa blanda —que no se pegue a las manos ni a la mesa—. Se forma una bola, se le hace un corte en forma de cruz y se pone en un recipiente con agua tibia —un poco más calor que la mano—. El punto de fermentación es cuando flote la masa.

Ingredientes para la 2.ª masa:
250 g. de harina
2 huevos
100 g. de mantequilla
1/2 dl. de leche tibia, más dos cucharadas
1/2 cucharadita rasa de sal
1 cucharada colmada de azúcar
1/2 dl. de ron

Modo de hacerlo: Sobre el mármol se pone los 250 g. de harina formando un círculo. En el centro se pone la sal, 1 cucharada colmada de azúcar, 1 dl. en total de líquido —ron y leche— y dos huevos enteros. Se mezcla lo del centro incorporando poco a poco la harina de los bordes. Cuando se haya incorporado la harina se bate con las manos bastante: tiene que quedar la masa correosa. Se incorpora la masa 1ª de levadura y se bate, incorporando bien. A continuación se incorpora la mantequilla blanda, a temperatura ambiente, siempre batiendo igual con las manos. Se añaden 2 cucharadas de leche una y luego la otra—y cuando estén mezcladas se vierte al molde en forma de corona, o a moldes pequeños, como de una ración, sin que pase de una tercera parte de la capacidad del molde, embadurnados con abundante mantequilla. Se tapa con un plato y se reserva hasta que haya crecido el doble de su volumen. Con una temperatura de 24° tardará dos horas. Se mete a horno fuerte moderado durante unos 20 ó 25 minutos. Cuando esté hecho se saca, se desmoldea y se baña con el siguiente almíbar.

El almíbar:
En cacerola se hace hervir 3/4 de litro de agua con 350 g. de azúcar y una rama de vainilla durante 10 minutos. Fuera del fuego se añade 1 dl. de ron. Se emplea. Si no se quiere hacer con licor se puede poner zumo de naranja, en cuyo caso se varía el aroma por una corteza de limón. Bien empapado el bizcocho, se coloca en una fuente redonda. Se pinta con yema o mermelada concentrada. Se adorna con nata y adornos de yema. Se sirve frío.

Ingredientes para la yema de cubrir:
150g. de azúcar
Un dl. de agua
Un poco de vainilla
4 yemas
Almíbar.

Modo de hacerlo. En una cacerola pequeña se ponen 4 yemas coladas, disueltas en una cucharada de agua fría y la vainilla. En otro cazo se pone el agua y el azúcar y se acerca al fuego, haciéndolo hervir despacio hasta que tenga punto de hebra floja. En este momento se añade despacio a chorrito fino sobre las yemas, sin dejar de mover con las varillas hasta que empiece a hervir. Se agita para que esté bien mezclado durante unos segundos y se emplea para pintar la savarina.
Si esta crema se emplea para el adorno combinando con la nata, deberá estar totalmente fría.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Mª Rosario Aldaz Donamaría

Mª Rosario Aldaz Donamaría, profesora de cocina y repostería, autora libro escuela de cocina navarra "El Bosquecillo" y abierta a cualquier sugerencia, opinión o comentario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído