Las remolachas rojas

Aunque las remolachas se pueden consumir durante todo el invierno, las primeras del otoño, tiernas y jugosas, cuando todavía no han alcanzado el supremo desarrollo, son un bocado exquisito.

Muchos evitan la remolacha porque tiende a pintar de rojo, incluso las puntas de los dedos.
Sin embargo, si se emplean con sabiduría, se pueden componer con ellas platos sabrosísimos y de una gran belleza plástica. Ensalada de remolacha roia con aguacate )
Una de las cosas más sencillas que se pueden hacer con una remolacha es lavada con cuidado, secada y untarla con un poco de aceite de oliva virgen para luego asada al horno, como si se tratara de una patata, aderezada solamente con un poco de sal y pimienta.

Así preparada tiene un gusto algo más pronunciado que cocida y puede ser una alternativa original en una ensalada.
Los que opten por cocerla deben saber que no hay que cortar nunca las hojas, sino retorcerlas hasta que se rompan, dejando una longitud de 2 a 3 dedos por encima del nabo.
Con esto la remolacha conserva todo su jugo y color.
Podemos preparar una ensalada de sólo remolacha o combinarla con patata, cebo¬lla, lechuga, zanahoria, pimiento. Quizás huevo duro o atún…

O combinar con aguacate

El aguacate es un fruto que ayuda a mejorar la calidad de vida de quien lo consume, al contar con la mayoría de elementos requeridos para una dieta saludable, previniendo enfermedades y en algunos casos ayudando a sanarlas.
Además de ser excelente en ensaladas y algunas de nuestras comidas favoritas contribuye a fortalecer los músculos abdominales colaborando en la disminución del volumen y además funciona como protector cardiaco.

Se trata de una vegetal de origen tropical que contiene minerales, vitaminas, ácidos y aminoácidos, más que cualquiera otra cosa, por lo que resulta curativo.
Además su pulpa contiene gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados muy apropiados para el control del colesterol y de los triglicéridos; además aporta vitaminas del grupo B, también ayuda a tener un efecto protector sobre el músculo cardiaco, por lo cual ella sugiere consumir al menos dos aguacates a la semana.
Este fruto de consistencia cremosa tiene un alto contenido de nutrientes y es muy rico en vitamina E. Contiene además ácidos grasos esenciales y proteínas que se digieren de manera fácil sin contribuir negativamente en el colesterol, contiene vitamina E, A, B1,B2,B3, D y en menor cantidad vitamina C. Es rico en minerales como el hierro, fósforo y magnesio, además de acido fólico, niacina y biotina.

Una porción moderada de aguacate es aproximadamente un cuarto de la fruta el cual puede consumirse varias veces a la semana. A pesar de ser rico en grasa y calorías es un alimento que conviene consumirse por su valor nutritivo.

Presentación del aguacate

Ingredientes:

Un aguacate.
Cebolla fresca.
Zumo de limón.
Sal.
Aceite de oliva.

Modo de hacerlo:

Partir el aguacate por la mitad, a lo largo, y ayudándose de una cuchara se desprende la cáscara de las dos mitades y se ponen boca abajo en la fuente donde se va a presentar y allí mismo se parte a lonchas finas, sin deformar. Se rocía con zumo de limón.
Se acompaña con aros muy finos de cebolla condimentada con sal.
Con una pequeña porción de su pulpa (Puede bastar la que queda adherida a la cáscara), se mezcla y se tritura con aceite de oliva, unas gotas de limón y un poquito de sal y se cubre con ello el fondo de la fuente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Mª Rosario Aldaz Donamaría

Mª Rosario Aldaz Donamaría, profesora de cocina y repostería, autora libro escuela de cocina navarra "El Bosquecillo" y abierta a cualquier sugerencia, opinión o comentario.

Lo más leído