Conejo braseado

Ingredientes:
1 conejo.
1/2 dl. de aceite.
150 g. de cebolla.
3 dientes de ajo.
1/2 dl. de Jerez seco.
Vino blanco.
Sal. Pimienta blanca.
2 ramas de perejil.
1 ramita de tomillo.
1/2 hoja de laurel.
Maizena.

Modo de hacerlo: El conejo limpio y troceado, los brazuelos enteros, los muslos en dos y el lomo hasta la cabeza, a trozos regulares que luego se puedan reconstruir, se embadurna de aceite y se rehoga en cacerola caliente hasta dorar.

Se va retirando y en la misma grasa se pone la cebolla, se rehoga para que tome color, el ajo y las hierbas atadas, se añade el conejo dorado, sal y pimienta blanca molida, se agrega

primero el Jerez y a los cinco minutos se añade vino blanco y algo de agua.
Que cueza despacio una hora aproximadamente.

Se presenta en fuente, con un poco de salsa.

La salsa se cuela, se acerca al fuego y cuando hierve se añade una cucharadita de maicena disuelta en un poco de agua fría, se le da un hervor, se rectifica de sal y se sirve en salsera.

Nota: La vida de los animales silvestres, con sus vuelos y carreras incesantes para encontrar alimentos o huir de la agresión de otros animales contribuye a que su carne sea menos grasa, más firme, más rica en proteínas que la de los animales de corral.

La carne de conejo o de liebre contiene 20% de proteínas y 8,0 de Niacina, sustancias éstas de las más valiosas en la alimentación. Por la misma razón las calorías de la carne de caza son inferiores a las de otras carnes.

Se recomienda especialmente a los jóvenes en período de crecimiento por su valor plástico, formador de tejidos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Mª Rosario Aldaz Donamaría

Mª Rosario Aldaz Donamaría, profesora de cocina y repostería, autora libro escuela de cocina navarra "El Bosquecillo" y abierta a cualquier sugerencia, opinión o comentario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído