Buñuelos de viento rellenos

Receta del libro escuela de cocina navarra «El Bosquecillo»

INGREDIENTES:
125 gr de harina.
Un decilitro y medio de leche.
Un decilitro de agua.
40 gr. de mantequilla.
Ron o coñac.
25 gr. de azúcar.
Sal y limón.
3 huevos pequeños.
Aceite.

MODO DE HACERLO: En cacerola se pone la leche y el agua con el azúcar la mantequilla, un poco de ralladura de limón, una cucharada de ron o coñac y un poquito de sal (la que se coge con dos o tres dedos). Se acerca a fuego moderado y cuando hierve con fuerza se añade de una vez la harina. Se trabaja vigorosamente con espátula de madera procurando dominar la masa, hasta que esté muy fina y se desprenda de la cacerola. Se retira del fuego y se reserva hasta enfriar.

Una vez fría o templada la masa se añaden los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que se haya incorporado el anterior y trabajando todo el tiempo la masa batiéndola sobre la pared de la cacerola hasta que estén incorporados todos los huevos y esté la masa muy hueca.

Se prepara una cacerola a fuego moderado, con abundante aceite y con un trocito de corteza de limón. Cuando el limón esté dorado se retira y se procura enfriar un poco el aceite. Cuando ya no esté demasiado caliente se van echando pequeñas porciones de la masa, con una cucharita sin poner demasiadas, para que quepan en la sartén cuando se desarrollen, pues crecen más del doble de su volumen. Cuando hayan crecido lo suficiente se pone la sartén a más temperatura, para que tomen color dorado o se cambian a una sartén con aceite más caliente removiéndolos hasta dorar. Dorados a bonito color se sacan a escurrir sobre rejilla y se rellenan con la crema pastelera.

Se sirven en bandeja, sobre servilleta.

CREMA PASTELERA
INGREDIENTES:
Seis decilitros de leche.
150 gr. de azúcar.
50 gr., de harina.
4 yemas.
Vainilla.

MODO DE HACER: En una cacerola se pone el azúcar, un poco de vainilla y la harina. Se mezcla con varillas y se añade medio decilitro de leche fría y las yemas. Se vuelve a mezclar y se incorpora despacio y sin dejar de mover, el resto de la leche hirviendo. Cuando haya hervido un minuto sin dejar de mover, se retira del fuego y cuando esté templada se puede emplear para rellenar los buñuelos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Mª Rosario Aldaz Donamaría

Mª Rosario Aldaz Donamaría, profesora de cocina y repostería, autora libro escuela de cocina navarra "El Bosquecillo" y abierta a cualquier sugerencia, opinión o comentario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído