Recetas

Natillas caseras sin harina

Natillas caseras sin harina
Natillas caseras sin harina

¿Cómo hacer natillas caseras sin harina o maicena? Suaves y cremosas con ese sabor tan inconfundible. Si piensas que es imposible te contamos una receta fácil que te hará cambiar de opinión. Además aunque llevan azúcar, son más bajas en hidratos y calorías que las natillas clásicas con harina. En otro artículo de Periodista Digital hicimos mousse de chocolate la receta francesa, hoy natillas caseras sin harina.

Un postre con historia

La leche y los huevos son alimentos básicos desde hace miles de años, no es raro entonces que recetas de postres con estos ingredientes aparecen ya en la época griega y romana. En aquellos tiempos, no se usaba todavía el azúcar, el principal endulzante era la miel. En la Edad Media ya se preparaban una especie de tartas de crema o natillas al horno.

Estas tartas se llamaba ‘croustade’,son el origen de la palabra inglesa para decir ‘natillas’ o ‘custard’. Hay distintos postres que tiene en común los ingredientes de las natillas, desde la  crème caramel, la crème bavaroise o la conocida crème brûlée, que en Cataluña es ‘crema catalana’. La crema catalana, es posiblemente uno de los postres más antiguos de Europa, y surgió antes que la receta francesa. Aparece la crema catalana en recetarios de la Edad Media como el Llibre de Sent Soví del siglo XIV o el Llibre del Coch del siglo XVI.

En muchas recetas como las de crème caramel se elabora el postre sin harina, para eso se usan más yemas que son las que logran espesar. En unas natillas clásicas usamos 3 yemas, medio litro de leche y unos 30 g de maicena. En nuestra receta se doblan las yemas al eliminar la maicena.

Receta de natillas caseras sin harina

Ingredientes

  • Leche – 500 ml
  • Yemas de huevo– 6 unidades
  • Azúcar – 80 g
  • Aroma de vainilla – 1 cucharadita
  • Piel de limón – 1 trocito
  • Palito de canela en rama – 1 unidad

Para adornar

  • Canela en polvo- al gusto

Preparación

  1. Primero vamos a poner la leche a calentar a fuego lento, añadimos un poco de piel de limón— sin parte blanca—, y un palito de canela. Dejamos que llegue a ebullición y luego apagamos el fuego, dejamos que repose unos 15 minutos. Luego colamos la leche retirando la piel de limón y el palito de canela. Estos dos ingredientes aromatizan la leche y le dan un sabor muy peculiar a las natillas.
  2. Separa las claras de las yemas. Las claras las reservas para otra receta, para hacer merengue u otra receta.
  3. Batir las yemas de huevo con el azúcar con unas varillas de cocina o una batidora. Añade 125 ml de leche (o medio vasito a la mezcla anterior),  y el aroma de vainilla, sigue batiendo.
  4. Añadir esta mezcla a un cazo y ponerlo a fuego lento, remover con suavidad  pero sin cesar, si notas que la mezcla va a hervir, retira el cazo del fuego y sigues removiendo para que baje un poco la temperatura. De otra forma las natillas se nos podrían cortar.
  5. Lo volvemos a poner al fuego y continuamos removiendo. En unos 5 o 6 minutos verás como las tienes más espesas. Cuando tengan la textura cremosa apaga el fuego y deja que se vayan atemperando. En cuanto estén a temperatura ambiente, reparte las natillas en recipientes, y a la nevera al  menos dos horas antes de servir.

    Para decorar se añade un poco de canela en polvo, o  si te gusta ‘una galleta tipo María’ en el centro.

También te puede interesar

Cupcakes de chocolate sin azúcar añadido

¿Te ha gustado la receta de natillas caseras sin harina? Te contamos más en nuestro Facebook.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído