LO SIMPLE Y ESENCIAL

Un truco genial para separar la yema y la clara del huevo

Maldecido injustamente durante décadas por aumentar el colesterol y causar enfermedades cardíacas, el huevo por fin ha sido liberado de su condena.

Estudios recientes han demostrado y confirmado que el huevo es un alimento vital para el ser humano y su consumo aporta un sinfín de beneficios para la salud.

Hasta hace poco, el método habitual para separar la clara de la yema consistía abrir el huevo e ir pasando la yema de una mitad a otra de la cáscara, hasta que solo quedaba la yema en una mitad y toda la clara había caído en el bol de las claras, algo bastante pringoso.

Ahora y gracias a Internet, conocemos bastantes otros métodos y os contamos cuatro, terminando por el que de verdad recomendamos:

Método 1: Intentando hacer negocio con la botella de plástico.
Como en su día el vídeo de la botella de plástico para separar las claras de las yemas fue un boom, hubo algún empresario avispado que intentó sacar tajada del invento y empezaron a aparecer en todos los bazares -desde los baratos de los chinos a otros más caros en otras tiendas- unas perillas de goma para solventar la tarea que nos ocupa de una forma fácil.

  • Ventajas: Ninguna
  • Desventajas: Todas. Un cacharro más por los cajones. Como no controles bien la succión coges la yema y la mitad de la clara con ella. Y fregarla después es incómodo.

Método 2: El separador de claras de toda la vida.
Suelen ser de metal o de plástico y se encuentran fácilmente en casi todos los bazares. Es parecido a un colador que tiene el fondo cerrado para sujetar la yema mientras la clara se escurre por los agujeros.

  • Ventajas: Funciona y se friega en un momento.
  • Desventajas: Otro cacharro más dando vueltas por los cajones y un par de euros menos en el bolsillo.

Método 3: Una espumadera para fritos o un colador de malla gruesa
Es echarle imaginación y usar la técnica del método anterior pero apañándonos con algo que sirve para más cosas.

Da igual que el fondo no esté cerrado. Siempre que no tenga agujeros de 2 cm, cualquier colador de malla gruesa sirve para que las claras se escurran y ya yema se quede arriba.

  • Ventajas: Funciona, es fácil de limpiar y sirve para otras cosas, por lo que ahorramos cacharros en los cajones y algún euro.
  • Desventajas: Necesitamos un colador de agujeros grandecitos.

Método 4: Una cuchara sopera
Si se pueden separar las claras de las yemas pescándolas con las manos limpias, vamos a ser más finos y las vamos a pescar con una cuchara de sopa.

Más fácil imposible y siempre que me habéis visto separar las claras de las yemas para una receta, habréis podido comprobar que es lo que hago yo.

  • Ventajas: Todas
  • Desventajas: Ninguna

Ahora, decidid vosotros cómo vais a separar la clara y la yema de huevo a partir de ahora.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído