Recetas

Solomillo al horno, receta fácil

Solomillo al horno, receta fácil
Solomillo al horno

Trucos para preparar solomillo al horno, una receta saludable y fácil. ¿Cómo lograr quede jugoso? Si te apasiona comer carne no te puedes perder nuestra receta. En otro artículo de Periodista Digital hicimos lomo al horno, hoy el protagonistas es el solomillo.

Trucos para cocinar el solomillo

El solomillo proviene de la zona lumbar localizada entre la columna vertebral y las costillas inferiores. Es una carne muy apreciada por su textura tierna y jugosa. Es una carne rica en proteínas, el solomillo de ternera aporta 20 gramos de proteínas, y el de cerdo 22 gramos.

  • A menudo en muchas recetas de carne, verás escrito: ‘salpimentar’ o ‘sazonar con sal y pimienta’ antes de cocinar. Sin embargo los mejores chef recomienda que la carne se sale al final. La razón es clara al añadir sal antes favorecemos que la carne pierda jugos, por eso tendrá menos sabor y la textura será ligeramente dura. ¡Añade la sal al final y notarás el cambio!
  • Escoge cortes de carne de un rojo intenso y que tenga un buen marmolado o vetas de grasa, estará mucho más sabrosa. A los ‘muy carnívoros’ suelen gustarles los filetes de unos 2 cm o incluso 3. A los niños los cortes más finos.
  • ¿Cómo saber el punto de la carne sin equivocarse? Es fácil con el dedo índice presiona la carne, si resiste la presión está ‘hecha’, si está ligeramente firme pero cede un poco, está en un punto medio. Si al presionar cede fácilmente al tacto, la carne está ‘poco hecha’.

Solomillo al horno

Ingredientes

  • Filetes de solomillo de cerdo o ternera– 4 unidades de un peso aproximado 200 g
  • Vino tinto –3 cucharadas
  • Dientes de ajo – 2 unidades
  • Miel – ½ cucharadita
  • Popurrí de pimientas – al gusto
  • Sal marina – al gusto
  • Laurel- 1 hoja
  • Aceite de oliva sabor suave – 4 cucharadas
  • Caldo de carne – 200 ml

Preparación

  1. Sacar la carne diez minutos antes de la nevera, sazona con pimienta y un poco de aceite y dejarla a temperatura ambiente. La tapamos con un plato sopero, encima o una tapa de las de microondas. La carne quedará más rica que si se cocina directamente de la nevera.

  2. Transcurrido estos diez minutos masajear la carne usando una lengua de silicona o con las manos bien limpias (puedes usar guantes si prefieres). Se trata de masajear unos dos minutos los filetes para que la carne está más sabrosa y tierna. No añadas sal antes de cocinar la carne, ya que hace ‘sudar la carne’ y perdemos líquido y jugos por lo tanto sabor. Salamos al final.

  3. Mientras la carne reposa precalentamos el horno a 180 grados.

  4. Laminar los dientes de ajo y añadir a una fuente de horno. Verter el caldo de carne, dos cucharadas de aceite de oliva y el laurel.

  5. Colocar los filetes en la fuente de horno, regar por encima las otras dos cucharadas de aceite de oliva.
  6. La miel la introducimos en el microondas unos segundos para que nos quede líquida. Mezclar la miel con el vino tinto y regar los filetes.

  7. El tiempo de horno depende del grosor, si la carne es muy gruesa de 3,5 cm o más necesita un poco más de tiempo.  Al menos 30 minutos, o lo que es lo mismo 15 minutos por lado. Aparte luego unos 10 de reposo fuera del horno. Si la carne tiene entre 2-2,5 cm de grosor, el tiempo sería de 20 minutos o unos 10 minutos por lado. Aparte la dejamos reposar 10 minutos una vez termine la cocción fuera del horno.

  8. Transcurrido el tiempo de reposo, sazonar con sal al gusto. Regar la carne con el caldito que se ha formado en el fondo de la fuente a modo de salsa y servir.

También te puede interesar

Solomillo al Pedro Ximenez

¿Te ha gustado la receta de solomillo al horno? También puedes encontrar otras muy sabrosas en Facebook.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído