Pisto de berenjenas, receta fácil

Pisto de berenjenas, receta fácil
Pisto de berenjenas fácil

Comer sano no está reñido con disfrutar, este pisto de berenjenas es un ejemplo. Con un punto dulce absolutamente delicioso de la cebolla y un truco que le da brillo y más sabor a la receta. Comer verduras nos aporta ventajas, tienen pocas calorías y mucha fibra. En otro artículo de Periodista Digital hicimos ensalada campera, hoy pisto de berenjenas fácil.

Historia del pisto de verduras

El más conocido es el manchego, se usan distintas verduras de temporada fritas en aceite de oliva. Otras recetas como el zarangollo de Murcia, la ratatouille francesa o la shakshuka árabe tiene mucho en común. Por su sencillez, verduras fritas en aceite esta receta pudo surgir en distintos lugares al mismo tiempo. Hay quien atribuye el origen del pisto a la cultura árabe, que estuvo en España casi ochos siglos del 711 a 1492. Algo probable porque los árabes dejaron muchas de sus recetas en España, que luego se han ido adaptando.

 

Lo que sí sabemos es que el pisto en sus inicios llevaría verduras pero no tomate ni pimiento. Dos ingredientes que hoy son básicos en la receta. Estas hortalizas llegaron a España en el siglo XVI tras el Descubrimiento de América pero no fue hasta el siglo XVIII que se extendió su uso.

El tomate por ejemplo se tenía como planta ornamental. Al incorporar el tomate a la vida cotidiana pronto apareció en platos como el pisto o el gazpacho. El pisto básico es solo con verduras, sin embargo hay variantes que le añaden un huevo frito, jamón o chorizo, ¡le pongas lo que le pongas, un delicia! Lo fantástico de esta receta es que si cabe una vez reposada, de un día para otro está aún más rica. La puedes combinar con arroz blanco, con pasta o como acompañamiento de un pescado al horno o de carne.

Pisto de berenjenas

La receta de pisto tiene unas 85 calorías por ración, no es muy calórica así que la puedes preparar incluso si estás a dieta.

Ingredientes

  • Berenjenas – 2 unidades
  • Calabacín – 1 unidad
  • Cebolla dulce– 1 unidad
  • Dientes de ajo – 3 unidades
  • Tomates maduros – 4 unidades
  • Pimiento rojo – ½ unidad
  • Pimiento verde –½ unidad
  • Laurel – 1 hoja
  • Comino – una pizca
  • Orégano seco – una pizca
  • Pimienta- una pizca
  • Sal – al gusto
  • Dos cucharadas de miel de flores –opcional

Preparación

  1. Cortar las berenjenas en trozos, espolvorear un poco de sal y dejar que vayan sudando, tiempo de reposo 20 minutos.

  2. Trocear la cebolla, los ajos, el calabacín, los tomates y pimientos.

  3. En una sartén añadimos aceite de oliva virgen extra. Pocha la cebolla durante 3 minutos, agregar los ajos y sofreír un minuto más.

  4. A continuación añadir los pimientos, las berenjenas y los tomates cortados en trocitos. Añadir la hoja de laurel y sazonar con sal, pimienta, un poco de comino y una pizca de orégano.

  5. Tapar y cocinar durante 15 minutos a fuego lento.

  6. Opcional transcurrido los 15 minutos, apagar el fuego y añadir dos cucharadas de miel de flores que le dan un puntito de sabor y brillo delicioso al pisto.

También te puede interesar

Judías con tomate paso a paso

¿Te ha gustado la receta de pisto de berenjenas? Te dejamos más ideas en Facebook.

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído