Saboreando y Bodegueando

Decálogo para elaborar comida sana en la hostelería

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha compartido un decálogo de buenas prácticas gastronómicas dirigido especialmente a la hostelería y empresas de restauración colectiva

Decálogo para elaborar comida sana en la hostelería
Peso, dieta, kilos, adelgazar y comida sana. PD

El estilo de vida en la España de 2018 ha cambiado de forma evidente respecto a la España de las décadas anteriores. 

Cada vez son más las personas que tienen que comer en la oficina o en los restaurantes cercanos al trabajo y que no pueden desplazarse al hogar hasta finalizada la jornada laboral.

Y el problema radica en que perdemos en cierta medida el control sobre nuestra alimentación ya que no podemos saber la procedencia de ingredientes o las técnicas culinarias empleadas en su preparación y tenemos que fiarnos la mayoría de las veces de la buena fe de la cocina de nuestra empresa, del servicio de catering que la sirve o del restaurante de turno al que acudimos habitualmente.

Por ello, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha compartido un decálogo de buenas prácticas gastronómicas dirigido especialmente a la hostelería y empresas de restauración colectiva para que hagan un esfuerzo por ofrecer a sus potenciales clientes alternativas saludables en sus cartas que combatan la obesidad y toda la información necesaria para que tomen la mejor decisión posible pensando en su bienestar.

1. Utiliza el aceite de oliva o el aceite de girasol alto oleico como grasas culinarias para cocinar y el aceite de oliva virgen para aliños.

2. Priorizar preparaciones y técnicas culinarias que disminuyan en lo posible el aporte energético y de bajo contenido en grasa.

3. Uno de cada 4 primeros platos debe incluir verduras, hortalizas o legumbres como base principal.

4. Uno de cada dos segundos platos debe ser a base de pescado blanco o azul, o bien carne magra.

5. Priorizar las verduras, hortalizas y legumbres como guarnición de segundos platos.

6. La oferta de postres debe incluir siempre fruta fresca de temporada o frutos secos.

7. Los postres lácteos deben incluir la opción baja en grasa (semidesnatados o desnatados).

8. Priorizar el consumo de agua como bebida habitual y utilizar unidades individuales si se consume alcohol.

9. Utilizar alimentos de temporada, preferiblemente adecuados a la gastronomía local y productos de proximidad.

10. Informar de las calorías totales y ofrecer medias raciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído