Recetas

Salsa de tomate a la napolitana, sin azúcares añadidos

Salsa de tomate a la napolitana, sin azúcares añadidos
Salsa de tomate napolitana

Deliciosa salsa de tomate a la napolitana pero sin azúcares añadidos, hay azúcares añadidos en casi todas las salsas, y en muchos otros productos de alimentación. El azúcar juega un papel importante en la industria alimentaria por sus propiedades, pero eso no significa que debamos tomar azúcares añadidos en nuestra alimentación. Frutas y verduras,  ya nos aportan azúcares sin tener que agregar más.

La OMS recomienda que el consumo de azúcares sea de menos del 5% de las calorías totales consumidas, pero cualquier persona puede estar triplicando esa recomendación sin darse cuenta al consumir productos donde no imagina haya azúcares. En Periodista Digital te contamos una receta sana y fácil de preparar de salsa de tomate a la napolitana sin azúcares añadidos.

¿Por qué muchas salsas de tomate de bote/brik llevan azúcares añadidos?

El azúcar es muy útil en la industria alimentaria, puedes encontrar azúcares en cientos de productos, incluso en marcas de jamón cocido o de pechuga de pollo en lonchas. La razones son varias: mejora el sabor, tiene poder conservante y también proporciona mejor palatabilidad al comer el alimento. Es decir influye en la textura, volumen y sensación en boca del alimento. Además es un ingrediente relativamente barato. Por eso está presente en tantos productos incluso en algunos insospechados como los embutidos.

Una de las ventajas de hacer esta salsa en casa es que si escoges tomates dulces no tendrás que añadir nada para equilibrar la acidez del tomate. Y en el caso tus tomates sean ácidos te doy una alternativa natural al azúcar.

Ten en cuenta,  100 g de tomates naturales tiene sobre 3,4 g de azúcares, (dato a tener en cuenta al mirar etiquetas). Todos los tomates fritos de brik “todos llevan azúcar añadido” (haz la prueba al mirar la etiqueta de ingredientes y muchos llevan hasta 9-10 g de azúcar). Si el tomate natural tiene 3,4 g de azúcares, cifras que duplican o triplican ese contenido son azúcares añadidos. Si sigues una dieta baja en hidratos te costará encontrar tomates fritos bajos en azúcares.

¿Y los tomates naturales triturados de bote? Estos en general llevan  menos, sobre 3.5 gramos que es lo que aporta el tomate, ¡pero no todos! Mira etiquetas que algún tomate ‘natural’ puede incluso llevar 6 g de azúcares, y eso implica que se ha añadido azúcar extra.

¿Qué se puede hacer si preparas esta salsa de tomate casera y está ácida? Una opción es añadir edulcorante stevia en lugar de azúcar, no tiene calorías y hace el mismo efecto que el azúcar. La stevia es apta para la cocción, así que no pierde su poder endulzante.

Salsa de tomate a la napolitana

Ingredientes

  • Tomates – 500 g
  • Cebolla – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 2 unidades
  • Aceite de oliva virgen extra – 4 cucharadas
  • Albahaca seca – 1 cucharadita
  • Sal – al gusto
  • Pimienta –una pizca

Para mitigar la acidez del tomate

  • Edulcorante stevia en polvo – ½ cucharada (*opcional si el tomate está dulce no hace falta)

Preparación

  1. Lavar bien los tomates y quitarles la parte verde o pedicelo.
  2. Prepara una olla con agua, hacer una cruz con el cuchillo en cada tomate. Cuando llegue a ebullición el agua, añadir los tomates con cuidado. Dejar cocer durante 50 segundos. Luego retirar.
  3. Ahora ya podemos retirar la piel sin problemas. Partir los tomates y extraer también las semillas.
  4. Introducir los tomates en una picadora o triturar con la batidora de mano hasta lograr tomate triturado natural. Puedes usar tomate tamizado de bote, pero la receta clásica se hace con tomates naturales.
  5. Partir la cebolla y los diente de ajo en trocitos.
  6. Añadir aceite de oliva virgen a una sartén. Cuando el aceite esté caliente agregar la cebolla y pochar durante tres minutos, a continuación añadir los ajos y dejar que se doren durante dos minutos.
  7. Añadir el tomate natural que hemos triturado,y  la albahaca.
  8. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  9. Tapar la sartén y cocinar durante 12 minutos a fuego lento. Remover el tomate un par de veces durante el tiempo de cocción.
  10. Pasado el tiempo de cocción probar el tomate, por si estuviera muy ácido. Si es así, añadir la media cucharada de stevia que equilibra la acidez de la salsa. Si te parece no está ácido no hace falta agregar nada.

    Apagar el fuego y dejar reposar, ¡Lista la salsa napolitana!

También te puede interesar

Cómo hacer salsa de champiñones paso a paso

¿Te ha gustado la salsa de tomate a la  napolitana sin azúcares añadidos? En Facebook tienes más para escoger.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Lo más leído