Cheesecake fácil con 3 ingredientes

Cheesecake fácil con 3 ingredientes
Cheesecake fácil

¿Cómo se hace el cheesecake? Un postre de textura cremosa y delicada. Nuestra receta no necesita horno, así que es ideal para preparar con niños.  ¿A qué no te imaginas desde cuando se prepara pastel de queso? Pista: no son siglos, más bien milenios. En otro artículo de Periodista Digital hicimos pastel inteligente, hoy cheesecake sin horno.

¿De dónde viene el cheesecake?

La historia del queso es muy antigua, hace unos 4.000 años, quizá más. En la Grecia Antigua ya se conocía el arte de fabricar queso, se menciona en la mitología y se han encontrado evidencias en murales griegos y también en tumbas egipcias que datan de 4.000 años. No es de extrañar que existan recetas muy antiguas con el queso como ingrediente.

El pastel de queso parece se preparó por primera vez en la Antigua Grecia, según historiadores como Alan Davidson, ( Oxford Companion to Food) se servía a los atletas.

Se consideraba una buena fuente de energía, se sabe que se sirvió a los atletas en los Juegos olímpicos en el 776 a. C. También se sabe que los novios griegos solían festejar su casamiento con este tipo de postres. Los ingredientes que usaban: harina, miel y queso que luego se cocinaban al horno.

Es probable que el primer pastel de queso se preparara en la isla griega de Samos. Los antropólogos encontraron moldes en excavaciones que databan del 2.000 a.C.  Lo que se sabe, es que el escritor Athenaeus, es reconocido por haber escrito la primera receta de ‘tarta griega de queso’, fue en el 230 d. C (pero la tarta ya llevaba desde el 2.000 a. C preparándose).

Cuando los romanos conquistaron Grecia, el pastel de queso fue una de las recetas que añadieron a su cocina. La modificaron añadiendo otros ingredientes como los huevos la solían preparar horneadas en ladrillos calientes (solo queso y huevos sin masa). En ocasiones los romanos servían el queso sobre una masa, a este pastel le llamaban ‘libuma’ y era para ocasiones especiales.

En la actualidad el queso que usamos para el cheesecake es el ‘tipo crema’. Este fue inventado en el siglo XIX (1872), por un lechero de los Estados Unidos llamado William Lawrence. Estaba tratando de hacer un tipo de queso francés llamado Neufchatel, y de forma accidental inventó el queso crema. El lechero se hizo rico, comenzó a fabricar el producto y lo vendía con el nombre de Empire Cheese Co. de South Edmeston.

Cheese cake fácil con 3 ingredientes

Ingredientes

  • Queso crema – 250
  • Leche condensada – 359
  • Galletas tipo ‘María’ o Digestive – 15/20 unidades

Preparación

  1. Poner el queso crema en un recipiente, separar el queso con un tenedor y batir con unas varillas o una batidora. Haciendo esto al queso solo sin ningún ingrediente, logramos que luego se mezcle mejor al agregar el resto.

  2. Añadir la leche condensada y mezclar con las varillas o la batidora hasta que tengas una crema homogénea

  3. Colocar en una bolsa las galletas, golpear con la mano de un mortero o cualquier objeto duro, para que se desmiguen.

  4. Forrar un molde con las galletas trituradas.Si quieres que tenga galleta por lo la parte externa del borde y no solo en la base, tendrás que usar unas 10 galletas más. Si solo es la base con 15/20 sobra.
  5. Verter sobre las galletas la mezcla de queso crema de la nevera.
  6. A la nevera al menos 3 horas.

  7. A la hora de servir decorar con frutas rojas como fresas o frambuesas o añadir mermelada de fresa.

  8. Notas sobre la receta

    A este cheesecake se le puede añadir aroma de vainilla, o zumo de limón para aromatizar. Otras variantes, son añadir como base galletas tipo Oreo (o María de chocolate)

    También te  puede interesar

    Receta de pastel de chocolate al microondas paso a paso

    ¿Te ha gustado el cheesecake fácil? En Facebook tienes más recetas para escoger.

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido