Granizado de sandía fácil

Granizado de sandía fácil
Granizado de sandía

¡Pocas calorías y mucho sabor en este granizado de sandía casero! Una fruta que nos recuerda al verano, rica en agua y antioxidantes. Quita la sed y además refresca. En otro artículo de Periodista Digital hicimos batidos saludables para merendar, hoy una receta para el calor, granizado de sandía.

Historia de la sandía

Hace unos 5.000 años nuestros antecesores ya disfrutaban de comer sandía, según revela news.nationalgeographic.com. En Textos hebreos y pintura egipcias ya aparece la sandía.

Arqueólogos encontraron restos de pepitas de sandía en un asentamiento en Libia de hace 5.000 años. Los científicos están de acuerdo sobre la primera sandía, se originó en África antes de extenderse hacia el Mediterráneo y luego al resto de Europa. Precisamente por las semillas o pepitas de la sandía se ha podido saber mucho sobre la historia de esta fruta.

Se descubrieron pepitas de sandía en tumbas egipcias construidas hace más de 4.000 años, como la del Rey Tut. En una pintura de la tumba se destaca claramente una sandía. Los griegos llamaban a la sandía ‘pepo’ y elogiaban sus propiedades diuréticas. Al ser una fruta que tiene más de un 95% de agua. También se aconsejaba dar sandía a los niños para evitar los golpes de calor.

Parece que las primeras sandías todavía no eran de color rojizo sino amarillentas. Los primeros bocetos que muestran sandías de color rosado se pueden encontrar en un manuscrito de origen medieval, el Tacuinum Sanitatis.

En la actualidad más de 100 millones de toneladas de sandía se cultivan en el mundo. España es uno de los mayores productores de sandía de la Unión Europea. A nivel mundial China es el máximo productor de sandías, seguido por Turquía, Irán y Brasil.

¿Qué vitaminas tiene la sandía?

Rica en agua y con pocas calorías, aporta 28 por ración de 100 gramos. Entre las vitaminas están la A o retinol, (36 microgramos), la C, (6.35 mg) y pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B.

Receta de granizado de sandía

Ingredientes

  • Sandia – 600 g
  • Zumo de naranja – el de 1 naranja
  • Edulcorante stevia – 3 cucharadas
  • Agua muy fría –500 g

Preparación

  1. Parte la sandía, retira las pepitas (o compra sandía sin pepitas). Corta la sandía en trozos.
  2. Coloca los trozos de sandía, el zumo de naranja en una batidora.
  3. Triturar hasta obtener una especie de puré.
  4. En un recipiente mezcla la sandía triturada con el agua. Remover.
  5. Pasar esta mezcla por un colador, para retirar si queda alguna pepita pequeña.
  6. Añadir el edulcorante y mezclar.
  7. Verter esta mezcla en un táper o en un molde metálico. Al congelador media hora.
  8. Pasado este tiempo sacar del congelador y rascar la mezcla para romper el hielo que se comienza a formar usando un tenedor.
  9. Dejamos reposar en el congelador una hora. Sacar el táper y romper el hielo con la mano del mortero o el brazo metálico de la batidora, rascar el hielo.
  10. De nuevo al congelador y dejar dos horas.
  11. Sacar del congelador, romper el hielo con el motero. Añadir a un recipiente apto para batidora y triturar unos segundos. Nos quedará como hielo picado.
  12. Antes de servir dejar reposar unos minutos a temperatura ambiente.
  13. Decorar las copas o vasos con unos trocitos de sandía.

También te puede interesar

La mejor receta de batido de fresa sin azúcar añadido

¿Te ha gustado el granizado de sandía? En Facebook tienes más recetas para escoger.

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido