Los usuarios creen innecesaria la fotografía de una cría de animal asándose

“A la gente se le va la pinza”: Llaman ‘asesino’ a David Muñoz por publicar en Instagram esta fotografía de un cochinillo asado

No es la primera vez que se genera controversia por la comida que comparte en redes

“A la gente se le va la pinza”: Llaman 'asesino' a David Muñoz por publicar en Instagram esta fotografía de un cochinillo asado
David Muñoz y el cochinillo asado RS

Las redes han alcanzado un nivel de estupidez tal que ya ni un cocinero puede mostrar el proceso de eleboración de un plato tan antiguo y rico; algunos olvidan que los humanos somos animales que comemos otros animales.

Dabiz Muñoz nunca deja indiferente a nadie y con su última fotografía ha vuelto a crear polémica.

«Qué asco de foto», «esta foto duele», «puto asco, panda de asesinos sin escrúpulos», «joder, no era necesaria. Es una vergüenza» o «no hay necesidad de exhibir tanto regocijo por comerse la cría de un animal» son algunas de las respuestas que ha recibido el chef, según recoge el autor original de este artículo A. Rondán en 20minutos y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

A algunos usuarios no les ha gustado que enseñara la imagen de un cochinillo asándose en un horno de leña, a pesar de que otros le han defendido a capa y espada.

El cocinero quería alabar la buena cocina del restaurante Coque de Madrid y lo hizo con esta instantánea a la que acompañó de la frase: «Espectacular cochinillo asándose en el horno de leña… no le hace falta más, Restaurante Coque. Nos lo comimos casi entero, ¡qué puta gozada!».

Claro que ya había subido una fotografía anterior del emplatado, por lo que muchos usuarios entendieron que la segunda fotografia era demasiado explícita e innecesaria, también porque en el texto de la primera imagen ya estaba todo dicho.

«Cochinillo lacado con su piel crujiente al horno de leña… Esa piel suflada del cochinillo, esa textura, esa melosidad, esa grasita fundente, ese tostado ligeramente ahumado, esa jugosidad de la carne, ese crujiente tan delicado… ¡No hay un cochinillo igual en el mundo!»,escribió apenas cuatro horas antes.

Más que hecho
Y no es la primera vez que genera polémica. Ya en 2017 dejó una frase para la posteridad: «Semen de pulpo, es la primera vez que lo pruebo y me ha encantado».

Al año siguiente, en una entrevista para 20minutos, no pudo evitar hacer referencia a los muy diversos manjares que ha degustado. «Llevo 15 años comiendo de todo… desde una sopa de ojos con cordero hasta gusanos gigantes», comentó en un momento dado.

Y es que, aunque a veces todo internet se pone a su favor, como cuando denunció públicamente la cantidad de plástico que hay en el pescado, lo cierto es que su capacidad para dividir a sus seguidores es casi digna de estudio.

Para poner un ejemplo final nos remontamos a noviembre de 2018. David come en uno de los mejores restaurantes del mundo: el Noma 2.0, en Copenhague, Dinamarca. Lo sube a Instagram y escribe: «Pato 100%. ¿Deliciosamente feo?».

La razón es que se lo sirvieron con la pata, la cabeza entera con el pico y luego una de las alas aún con plumas. Los usuarios hablaron de ensañación, asco y, claro, unfollow. Pero a él parece que este juego le encanta, así que habrá que estar atento para ver qué es lo siguiente con lo que nos sorprende.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído