Pollo Piccata, receta italiana

Pollo Piccata
Pollo Piccata

¡Pollo Piccata, una receta italiana aroma y sabor,  a limón y alcaparras! La ‘piccata’ es una manera de cocinar los alimentos, tradicional en Italia, aunque parece su origen es italoamericano.

Se trata de cortar los alimentos, (generalmente carne), que se saltea y se recubre de salsa, aunque se llama ‘piccata’, a menudo se suelen cocinar el alimento en trozos medianos, — no se pican—. La receta más típica se elabora con ternera, pero también se hace con pollo. Si te gusta probar nuevas recetas,  en Periodista DigitaL, te contamos el paso a paso del pollo piccata.

¿Dónde surgió el pollo piccata?

No es fácil seguir el rastro a esta receta, y tampoco a la de ternera piccata, que se prepara igual, solo varía la carne. En foros de la web de gastronomía fineooking.com, un participante destaca que ha buscado la historia de la piccata italiana en más de 50 libros de cocina de chefs italianos, que viven en Italia. Sin embargo, no encontró pistas sobre su origen.

Pollo Piccata

En cambio buscando en libros de cocina escritos por italianos que viven en Estados Unidos o americanos de origen italiano, encontró muchas referencias. Todas ellas describían ingredientes como las alcaparras y el limón.

Pollo Piccata, receta italiana

Este forero interesado en la gastronomía, opina que el pollo piccata, pudo tener origen italiano, pero surgió en los Estados Unidos, es una creación italoamericana.

Pollo Piccata

Ingredientes

  • Pechugas de pollo deshuesadas – 3 unidades
  • Alcaparras – 3 cucharadas
  • Harina – 3 cucharadas o 60 g
  • Aceite de oliva virgen – 4 cucharadas
  • Vino blanco – 100 ml
  • Zumo de limón –  el de ½ limón
  • Perejil picado – 2 cucharadas
  • Sal –  al gusto
  • Pimienta negra –al gusto
  • Rodajas de limón – al gusto

Preparación

  1. La pechuga hay que dejarla reposar a temperatura ambiente al menos una hora antes de la receta. No te preocupes que esto no entraña riesgo alguno, la carne luego será cocinada en la sartén a alta temperatura, y esto elimina cualquier microorganismo. Si cocinamos la carne sacada de la nevera, es decir demasiado fría, el sabor no será el mismo. Por eso se recomienda siempre dejarla reposar fuera de la nevera.
  2. Colocar las alcaparras en un recipiente con 200 ml de agua y dejar reposar 20 minutos. Luego escurrir y reservar el agua del remojo. De esta forma les quitamos un poco de sal.
  3. Sazonar las pechugas con sal y pimienta. Añadir a  una bolsa tipo Zip, como las de congelación.Pollo Piccata, receta italiana
  4. Introducir en la bolsa las cucharadas de harina. Cerrar y frotar. Es una forma práctica de rebozar bien el pollo sin mancharte las manos (ni platos u otros utensilios de cocina), menos manchas, menos limpias.
  5. Añadir dos cucharadas de aceite a una sartén.
  6. Cocinar las pechugas por ambos lados hasta que queden doradas.
  7. Apaga el fuego, sacar las pechugas de la sartén y reservar.
  8. Añadir a la sartén el vino blanco, con cuidado de  no quemarnos ya que salta. Dejar que se evapore con el calor sobre 1 minuto.
  9. Añadir ahora a la sartén dos cucharadas de aceite, el zumo de limón, las alcaparras bien escurridas y tres cucharadas del caldo del remojo. Mezclar con una cuchara de madera.
  10. Incorporar el pollo de nuevo a la sartén, para que se integre con la salsa. Tapar la sartén y dejar reposar unos minutos.
  11. Se puede servir las pechugas enteras o cortadas en trocitos, acompañada de rodajas de limón.Pollo Piccata

También te puede interesar

Pechugas de pollo en salsa de miel y mostaza

¿Te ha gustado el pollo Piccata? En Facebook tienes más recetas para escoger.

 

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído