Pan de Viena casero

pan de Viena casero
Pan de Viena casero

El pan de Viena es conocido en el mundo entero, como los panecillos Kaisersemmel,— ( es el mismo pan de Viena, pero lo encontramos en formato alargado o en panecillos—.

Este pan tiene su propia leyenda, en el siglo XVIII los panaderos vieneses tenían el precio de pan fijado por ley. Visitaron al emperador Josef II  (1741-1790) y le llevaron unos panecillos, el emperador quedó tan impresionado que les dio permiso para llamarlos ‘panecillos del Kaiser’ y desreguló la ley que fijaba el precio de los panecillos. En otro artículo de Periodista Digital hicimos pan de espelta, hoy cómo preparar pan de Viena Casero.

¿Sabes que la panadería francesa le debe mucho a Viena?

El gremio de panaderos en Viena se fundó en 1227, ya en aquella época se preparaban pan común y panes de lujo, como los Bretzen, Awaken, Kipfel y Beugel, y luego estaban los panes con harina de trigo, espelta y centeno. Sobre la historia del pan de Viena, se cree fue inventado alrededor de 1750 por un panadero vienés.

Un ciudadano austríaco llamado August Zang, emigró a París en el siglo XIX, creó la «Boulangerie Viennoise” en 1837. Aplicó las técnicas de horneado en atmósfera de vapor para lograr que la corteza del pan se glaseara.

Entre otras especialidades además de los panes de Viena, preparó los ‘kipferl’ que eran unos panes hojaldrados en forma de medialuna, los mismos que tiempo después los panaderos franceses bautizaron como ‘croissant’.

Croissant

La panadería francesa en aquella época era ´bastante rústica, mientras que en la «Boulangerie Viennoise” se esmeraba en presentaciones más elegantes de los productos. La panadería vienesa se puso de moda y pronto los panaderos franceses comenzaron a imitar las técnicas de August Zang, gracias a su influencia, cambió la forma de hacer pan en Francia.

Pan de Viena casero

August Zang, regresó a Viena en 1848 y fundó el periódico Die Presse, que todavía sigue siendo un importante diario. Si a Francia llevó técnicas de panadería, a Austria se llevó estrategias empresariales que había aprendido en Francia, Die Presse, fue considerado un referente del periodismo moderno, su influencia transformó la prensa austríaca de la época.

Pan de Viena casero

Ingredientes para 6 panes

  • Harina para todo uso –400 g
  • Leche – 350 ml
  • Mantequilla –50 g
  • Levadura seca – 2 cucharaditas y ½
  • Azúcar – 2 cucharadas
  • Sal – 1 cucharada rasa
  • Huevo – 1 unidad

Preparación

  1. En un recipiente añadir la leche a temperatura ambiente, añadir el azúcar y la levadura. Mezclar.
  2. Cubrir con film de plástico o un paño, dejar reposar durante 10 minutos.
  3. Transcurrido el tiempo, añadir la harina y la sal. Mezclar con una espátula o varillas hasta obtener una masa homogénea un par de minutos.Pan de Viena casero
  4. Espolvorear un poco de harina sobre una superficie plana. Añadir la masa, y amasar con las manos.
  5. Incorporar la mantequilla ligeramente ablandada. Amasar con la mano y un rodillo durante unos 8-10 minutos. Si te cansas puedes hacer pausas, amasar lleva su tiempo, pero es fundamental para que la receta salga esponjosa.
  6. Cuando notes la masa está suave, ya no se pega a las manos, tenemos el punto justo.Pan de Viena casero
  7. Hacer una bola con la masa, colocarla en una fuente o plato y cubrir con un paño. Dejar que repose 45 minutos o un hora, esta fase es el leudado, fundamental para la activación de la levaduras, deberá duplicar su tamaño.
  8. Volver a colocar la masa en nuestra superficie de trabajo. Dividir en 6 porciones para hacer nuestros bocadillos.
  9. Hacer seis bolas pequeñas con cada una de las partes. De nuevo cubrir con un paño de cocina y dejar reposar 15 minutos, 2º reposo.
  10. Pasado este tiempo, para eliminar las burbujas de aire, aplanar las bolas de masa y darles varios golpes, elevándolos unos centímetros y soltado.
  11. Darles forma de baguette.
  12. Forra una bandeja con papel de cocina
  13. Colocar los panes en la bandeja.Pan de Viena casero
  14. Batir el huevo con un poco de sal. Con ayuda de una brocha de silicona, pintar la superficie de los panes.
  15. Con un cuchillo hacer entre 7-10 cortes al pan.
  16. Deja reposar de nuevo fuera del horno durante una hora. 3º reposo.
  17. Cuando falten 15 minutos para finalizar el tiempo anterior, precalentar el horno a 200 º.
  18. Colocar los panes en el horno, y hornear durante 15 minutos a 200º o hasta que estén dorados.
  19. Pasado el tiempo, sacar de horno y dejar reposar antes de servir.Pan de Viena casero

También te puede interesar

Cómo hacer masa madre para pan casero

 

¿Te ha gustado la receta de pan de Viena casero? En Facebook tienes más para escoger.

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído