Cómo confitar naranjas y limones 🍊🍋

Naranjas confitadas
Naranjas confitadas

¿Sabes que confitar naranjas o limones es muy fácil? Solo necesitas tres ingredientes, una receta ideal para preparar con niños o para regalar en Navidad. En otro artículo de Periodista Digital hicimos mermelada de moras sin azúcar, hoy naranjas confitadas caseras.

¿Cuál es el origen de la fruta confitada?

En realidad el confitado es una técnica usada desde la antigüedad para alargar la vida de carnes, verduras o frutas. Civilizaciones antiguas como la china o la egipcia ya confitaban fruta.

En China usaban azúcar de caña, y en Egipto miel. Tanto el azúcar como la miel tiene un alto poder conservante e inhiben la proliferación bacteriana.

miel para confitar

En Occidente las frutas confitadas aparecen en la Edad Media. Los árabes comenzaron a cultivar caña de azúcar, en el Mediterráneo y sur de España en el siglo X.

A lo largo de la Edad Media (400 al 1500 DC), las técnicas culinarias evolucionan, y la gastronomía se vuelve más refinada. Este refinamiento en la comida afecta a la nobleza y el clero.

frutas confitadas

Según lepalaischocolathe.fr las frutas confitadas aparecen como manjares en banquetes de la nobleza, bajo la influencia de los primeros pasteleros en Provenza. Entre 1309 y 1377 el Papado residía en Aviñón en Francia, este hecho favoreció la popularización de las frutas confitadas.

Cómo confitar naranjas y limones

Ingredientes

  • Naranjas (o limones) – 500 g
  • Azúcar – 500 g
  • Agua – 1 litro

Preparación

  1. Dejar a remojo la naranjas o limones unos minutos. Luego secar.
  2. Cortar ambos extremos.
  3. A continuación cortar en rodajas no demasiado finas, para que no se rompan.
  4. Añadir azúcar a una cacerola y 250 ml de agua. Calentar a fuego lento y remover.
  5. Con el calor el azúcar se irá deshaciendo y podremos mezclar mejor. Debe estar ligeramente espeso, añadir otros 100 ml de agua.
  6. Una vez tenemos el azúcar y el agua mezclados con textura ligeramente espesa. Añadir la rodajas de naranja a la cacerola, seguimos con el fuego lento.rodajas de naranja
  7. Añadir otros 100 ml de agua, para que la mezcla de agua y azúcar vaya cubriendo las rodajas de naranjas, (o limones).
  8. Continuar a fuego lento tapar el recipiente con una tapa y dejar cocer durante 1 hora y 30 minutos. Cuando lleve la mitad de cocción, añadir otros 50 ml.confitar naranjas
  9. Transcurrido el tiempo de cocción, retira una a una con ayuda de dos tenedores, las rodajas de naranja. Dejar reposar sobre una rejilla (te sirve la del horno colocando la bandeja de horno debajo)).En este paso las podemos dejar secar y luego guardarlas en un recipiente o táper. O podemos bañar una parte de la naranja en chocolate.

Para bañar en chocolate

  1. Usar 150 g de chocolate de repostería. Añadir agua a una cacerola, y llevar a ebullición.
  2.  Colocar encima una ensaladera o recipiente metálico, (que recibirá calor por debajo, o ‘ baño maría’). Añadir el chocolate troceado en el recipiente junto a una cucharada de leche.baño maria
  3. Remover el chocolate para ayudar a que se funda. Puedes aromatizar el chocolate con un toque de Cointreau, o ron.
  4. Retirar el recipiente donde tenemos el chocolate.chocolate fundido para las naranjas
  5. Con unas pinzas o un tenedor retirar cada rodaja de naranja y dejarla reposar en una rejilla hasta que se enfríe y el chocolate se endurezca.
  6. Las puedes envolver en papel de celofán y atarlas con un lazo de regalo para obsequiar a tus amigos o familiares.

También te puede interesar

Sorbete de limón light

¿Te ha gustado la receta de naranjas confitadas? En Facebook tienes más para escoger.

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído