THE RED'S KITCHEN

‘Patatas fritas’: cómo lograr que queden tiernas por dentro y crujientes por fuera

Manteniendo la tradición familiar de recibir y agasajar a  la familia y amigos con una cocina casera y cuidada,  y animada por mis amigas a poner en marcha este proyecto: ¡aquí estoy con The Red's Kitchen!

Patatas fritas

Mi amor por la patata es una realidad!

Ya sea cocida, en puré, como guarnición o frita, para mí la patata es uno de los mejores y más completos alimentos que existen.

Hoy nos vamos a centrar en la ‘patata frita’, en conseguir ‘la patata frita perfecta’.

Los beneficios de la patata son numerosos.

Es un alimento rico en carbohidratos, por lo que nos aporta mucha energía. Además, un 75% de su contenido es agua y es una gran fuente de potasio. Asimismo, es rica en vitamina C, vitamina B, ácido fólico y minerales como el magnesio y el hierro. Además, son nutritivas y sabrosas.

La patata llegó a España en el siglo XVI. Hoy día se cultiva en un centenar de países del mundo y existen centenares de variedades.
Sólo en España se calcula que hay unas 150 clases, siendo Canarias el paraíso patatero por su gran variedad y calidad.

Las patatas no son todas iguales, la diferencia radica en la cantidad de almidón que contengan. Las variedades Monalisa, la Kennebec o la Carpentier son las más adecuadas para freír

Ingredientes

  • Patatas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal

Preparación

1. Pelamos las patatas y cortarlas en tiras de unos 5 cm de largo y 1 cm de ancho y alto, intentando que sean todas más o menos igual para que se hagan por igual.

2. Las lavamos bien hasta que el agua salga limpia, y las dejamos en remojo unos 15 minutos, para que suelten el almidón y así evitar que al freirlas se peguen unas con otras.

3. Respecto al aceite, el de oliva virgen extra es el mejor aceite que puedes usar para freír, por el buen sabor que da y porque es el que aguanta mayores temperaturas, sobre todo la variedad Picual. Los otros aceites consiguen también una buena fritura pero no aportan sabor. Para freír bien las patatas necesitaremos dos sartenes, ya que lo haremos en 2 fases: la primera freiremos las patatas a 140º durante unos 7 u 8 minutos, para sellarlas y crear una primera capa alrededor de la patata., y  la segunda fase, doraremos y dejaremos crujientes las patatas friéndolas a 190º durante unos cinco minutos más, con la que conseguiremos nuestra patata frita perfecta. en esta segunda fase hay que estar vigilando constantemente para que no se quemen

Es un proceso algo largo y, en apariencia, complicado, pero muy sencillo.

Lo importante es, que merece la pena.

Conseguirás así, la ‘perfecta patata frita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído