THE RED'S KITCHEN

Bartolillos Madrileños

Manteniendo la tradición familiar de recibir y agasajar a  la familia y amigos con una cocina casera y cuidada,  y animada por mis amigas a poner en marcha este proyecto: ¡aquí estoy con The Red's Kitchen!

Bartolillos

Los bartolillos son una de las recetas dulces más representativas de la gastronomía madrileña que se suelen elaborar en Semana Santa, junto a las torrijas, los pestiños y las rosquillas.

Se trata de una especie de empanadilla de forma triangular, que se elabora con una masa muy fina, rellena de crema pastelera y frita.

Bartolillos Madrileños

Ingredientes para la crema

  • 1 litro de leche
  • Corteza de limón.
  • Canela en rama.
  • 60 grs. de Maicena.
  • 6 yemas.
  • 150 grs. de azúcar.

Preparación

  • 1. Reservar tres cucharadas de leche fría. El resto de la leche, con la canela en rama y un poco de corteza de limón, se pone a cocer despacio.
  • 2. Poner en una cazuela el azúcar con la maicena y mezclar. Se añaden las tres cucharadas de leche fría que teníamos reservadas, las yemas y mezclamos bien.
  • 3. Añadir despacio la leche que ha hervido con la canela y la corteza de limón, colándola por si hubiera hecho nata, y lo mezclamos todo bien con unas varillas. Lo ponemos a fuego moderado, sin dejar de mover con las varillas, hasta que rompa a hervir.
  • 4. Se retira del fuego y se reserva hasta que se enfríe, procurando que no haga nata.

Ingredientes para la masa:

  • 250 g. de harina, aproximadamente.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 dl. de aceite.
  • 1/2 dl. de vino blanco.
  • 2 cucharadas de anís.
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  • 1. Se forma un círculo con la harina y en el centro se echan todos los ingredientes, se amasa y se forma una masa fina y compacta, que no se pegue a las manos.
  • 2. Se incorpora una cucharada de vino blanco, se mezcla bien y se echa la otra cucharada de vino blanco, si es necesario se añade algo más de harina, lo justo hasta que no se pegue a las manos.
  • 3. Con la masa formada, se forma un rulo y se cortan 12 porciones. Cada porción se estira con un rodillo hasta conseguir una oblea bastante finita de unos 10 cm de ancho por 20-22 cm de largo
  • 4. Se coge una cucharada de la crema, se pone en el centro, se humedecen los bordes con clara de huevo o con agua y se dpbla, apretando los bordes y sellando con las púas de un tenedor. Se van reservando sobre la encimera previamente enharinada.
  • 5. Se fríen en abundante aceite bastante caliente, de dos en dos, dorándolos por los dos lados. Hay que tener cuidado que no se revienten, porque se saldría la crema del interior
  • 6. Cuando están dorados se sacan, se ponen sobre papel de cocina o una rejilla y se espolvorean de azúcar glas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído