Recetas

Pollo al chilindrón casero, paso a paso

Pollo al chilindrón casero
Pollo al chilindrón

¡Una de las recetas aragonesa más famosas: pollo al chilindrón! Con productos de la huerta como tomates, pimientos y cebollas.

¿Sabías que el chilindrón es un juego de cartas? La forma de jugarlo, tiene relación con esta receta...

En otro artículo de Periodista Digital hicimos wok de pollo fácil, hoy pollo al chilindrón casero paso a paso.

Historia del pollo al chilindrón

Se prepara en Aragón y también en Navarra y en la Rioja. Según cita la enciclopedia Aragonesa, Darío Vidal afirma que su origen es de Teruel, donde el ‘chilindrón’ era un juego de cartas popular.

El juego consiste en agrupar la sota, el caballo y el rey para ‘cantar chilindrón’. Cuando se ‘canta el chilindrón’ se ha logrado la combinación perfecta. Aplicado a esta receta, la cebolla, el pimiento y el tomate representan ingredientes tradicionales de la cocina aragonesa que juntos logran una unión deliciosa.

pollo al chilindrón

El tomate es uno de los protagonistas de esta tradicional receta. Por eso, el dato de cuándo llegó esta hortaliza/fruta, (porque en realidad es la fruta de la tomatera), es relevante. Nos sitúa en la Iínea temporal.

Los Conquistadores españoles fueron los primeros europeos en tener contacto con el tomate. Un fruto común en la dieta de los nahuas, pueblos prehispánicos nativos de Mesoamérica, (vivieron en zonas que hoy ocupan países como México, Nicaragua, Honduras, Guatemala y el Salvador).

Esta cultura tuvo su apogeo durante los siglos X y XII, y se les consideran los posibles fundadores de Tenochtitlán. Su apogeo fue disminuyendo a partir del siglo XVI,  con la llegada de los españoles. En 1521 Hernán Cortés conquistó Tenochtitlán.

de Tenochtitlán

Tomate es una palabra derivada de la lengua que hablaban los nahuas, el náhuatl. Hernán Cortés descubrió el fruto en uno de los jardines de Moctezuma. Primero llegó al Caribe, luego a España, y desde nuestro país al resto de Europa, Filipinas y Asia.

Cuando el tomate llegó a la Península no se usaba como un alimento, sino como planta ornamental. Sus vistosos frutos rojos decoraban porches o balcones, pero se creía comer sus frutos era venenoso. No sabe  con exactitud, cuando comenzó a ser habitual en la cocina.

pollo al chilindrón

Seguramente dado su llamativo color algún animal la comería, y al comprobar no enfermaban alguien se animó a comerlo. Fue a finales del siglo XVII, cuando comenzó a usarse en la cocina. De esta forma aunque no sabemos con exactitud cuando se preparó por primera vez el pollo al chilindrón, nos costa que no puedo ser hasta el siglo XVII.

Pollo al chilindrón aragonés vs navarro

Son dos variantes de la receta, en Navarra elaboran el pollo o cordero al chilindrón sin añadir tomate. Se agrega el pimiento choricero, —previamente hidratado—, ajo, cebolla, vino blanco y perejil.

Al igual como pasa con otras recetas que se han extendido por una zona, el chilindrón original para los navarros es el suyo y sin tomate y la carne que más usan el es cordero. Si se usa tomate y pimiento morrón, le llaman fritada no chilindrón.

En cambio en Aragón, La Rioja o el País Vasco, siguen preparando la salsa al chilindrón con los tres ingredientes clásicos: cebolla, pimiento y tomate.

Pollo al chilindrón casero

Ingredientes

  • Pollo deshuesado y sin piel – 600 g
  • Tomates medianos maduros – 4 unidades
  • Cebolla – 1 unidad
  • Pimiento morrón rojo – 1 unidad
  • Sal – al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra – 120 ml
  • Azúcar – una pizca (para equilibrar la acidez del tomate)
  • Pimienta – al gusto

Preparación

  1. En primer lugar, saca el pollo de la nevera unos 10-15 minutos antes de hacer la receta para que luego esté a temperatura ambiente. Los alimentos muy fríos pierde aroma y sabor.
  2. A continuación,  vamos a retirar la piel de los tomates. Una forma sencilla, es añadir agua a una olla y calentar para que hierva.
  3. Mientras hacer una cruz con un cuchillo a los tomates. Cuando el agua hierva, introducir los tomates 40 segundos, luego los retiramos. De esta forma será mucho más fácil quitar la piel.
  4. En´una sartén antiadherente, verter aceite de oliva. Cuando esté caliente, incorpora dos ajos sin pelar, (la piel del ajo aporta aroma). Saltear los ajos un minuto por lado, procurando no se quemen.
  5. Una vez dorados, apagar el fuego.
  6. Mientras tanto sazonar el pollo con un poco de sal y pimienta. 
  7. Dorar el pollo en la sartén durante dos minutos o tres por lado. Tapamos la sartén para evitar nos salte el aceite. Una vez dorado retirar la sartén del fuego.
  8. Colocar los trozos de pollo en un plato y reservar.
  9. Picar fina la cebolla, y cortar en trozos el pimiento y los tomates ya pelados.
  10. En el mismo aceite de freír el pollo sofreír ahora la cebolla, el pimiento y los tomates, durante dos minutos.
  11. Agregar un poco de azúcar (que ayuda a equilibrar la acidez del tomate), sal y pimienta al gusto.
  12. Añadir el pollo que antes habíamos dorado. Tapar el recipiente y dejar que se cocine unos 40 minutos. Cada 10 minutos remueve el pollo para que no se pegue el tomate.
  13. Transcurrido los 40 minutos apagar el fuego y dejar reposar tapado otros 5 minutos. Seguirá cocinándose a menor temperatura.
  14. Prueba el tomate por si hace falta ajustar el punto de sal (o si es muy ácido que a veces pasa y tienes que añadir algo más de azúcar).
  15. ¡Listo el pollo al chilindrón receta casera!

También te puede interesar

Receta de pollo al horno al limón y orégano

¿Te ha gustado la receta de pollo al chilindrón paso a paso? En Facebook te contamos otras recetas caseras.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído