Recetas

Cómo hacer kétchup casero sin azúcar añadido: 2 recetas fáciles

Cómo hacer kétchup casero sin azúcar añadido: 2 recetas fáciles
Cómo hacer kétchup casero sin azúcar añadido: 2 recetas fáciles

¡No te pierdas estas dos recetas de kétchup sin azúcar añadido! Con todo el sabor y casi la mitad de calorías.

El kétchup tiene 105 calorías por ración de 100 gramos, y unos 23 gramos de azúcar. Nuestra recetas o pasa de 60 calorías

Si tus hijos le ponen kétchup  a las hamburguesas, y «a casi todo», echa un vistazo a esta receta. Además de ahorrar calorías, prepararlo es fácil y barato, (se puede congelar hasta 3 meses).

En Periodista Digital, te presentamos recetas, fáciles, baratas y mucho más saludables que el kétchup tradicional.

kétchup casero sin azúcar añadido

El origen del kétchup

En España menos, pero en los Estados Unidos y en Reino Unido el 97% de los hogares tienen en la nevera su botella de kétchup.

Lo usan con todo, con patatas fritas, hamburguesas, con pescado o verduras. ¿Pero de dónde viene la palabra kétchup?

Es tan famosa que en España hasta tuvimos un grupo musical llamado ‘las kétchup’ fue a Eurovisión en el 2006. La palabra ‘kétchup’, deriva de un vocablo chino, ‘Hokkien, kê-tsiap’. Que a su vez es el nombre de una salsa derivada de pescado fermentado.

A lo largo del siglo XIX, desde 1820 comenzaron a llegar inmigrantes chinos a los Estados Unidos. Se cree que fueron estos inmigrantes los que llevaron a los Estados Unidos sus costumbres y recetas. La de esta salsa de pescado procedía del sudeste de China.

Fueron los británicos al llegar a Asia los que conocieron esta salsa de pescado fermentada. Probablemente esto sucedió a finales del siglo XVII o principios del XVIII.

kétchup casero sin azúcar añadido

Existe una receta publicada de 1732 llamada ‘kétchup in paste’ de Richard Bradley que se parecía más a la salsa original densa, bastante salada y oscura que al kétchup de nuestros días.

Un dato importante, las primeras salsas de kétchup no llevaban tomate fue después a lo largo del siglo XVIII y XIX cuando se le añadió este ingrediente hoy tan fundamental.

kétchup casero sin azúcar añadido

La primera receta de kétchup con tomate se la debemos al científico y horticultor estadounidense James Mease. Cultivaba tomates a los que llamaba ‘manzanas del amor’.

En su receta usó, pulpa de tomate, especias y brandy. Aún no llevaba dos ingredientes que se incorporará más tarde: azúcar y vinagre.

kétchup

El éxito de kétchup también se debió a que se mantenía bien durante meses, gracias precisamente a que el azúcar y el vinagre tienen un alto poder conservante.

El Dr Harvey Washington Wiley, argumentaba, que si se usaban ingredientes de alta calidad no era necesario utilizar otros conservantes nocivos.

Harvey se asoció con Henry. Heinz que desde 1876 había comenzado a producir kétchup. El resto ya forma parte de la historia, siglos después, el kétchup Heinz es uno de los más vendidos del mundo.

Kétchup sin azúcar – versión 1ª

kétchup casero sin azúcar añadido

A diario hay calorías ‘vacías’ que ingerimos sin darnos cuenta. Por ejemplo casi todos elegimos chicles sin azúcar porque sabemos están ricos y son más saludables (para evitar caries). Sin embargo con otros alimentos no pensamos en el azúcar añadido que contienen.

Ingredientes

  • Tomate natural concentrado –200 g
  • Agua – 250 ml
  • Vinagre balsámico de Módena – 80 ml
  • Stevia – 2 cucharaditas
  • Sal –½ cucharadita
  • Clavo molido –  ¼ de cucharadita
  • Pimentón picante –  dos pizcas, o al gusto
  • Canela molida – ¼ de cucharadita

Preparación

  1. Abrir la lata de tomate concentrado o pasta de tomate.
  2. Añadir a una cacerola y calentar a fuego suave.
  3. Agregar el vinagre de balsámico y el agua. Remover.
  4. Añadir dos cucharaditas de edulcorante Stevia y media de sal.
  5. Incorporar las especias. El pimentón picante, primero ponemos dos pizcas. Luego pasado un ratito de cocción se prueba y si prefieres más picante añades un poco más.
  6. Cocinar a fuego suave durante 25 minutos tapado y removiendo cada 5 minutos.
  7. Pasado este tiempo destapa y cocina otros 10 minutos.
  8. Pasado el tiempo, nuestro tomate habrá reducido.
  9. Retirar del fuego, para una textura sedosa, usamos la batidora de mano, triturar unos segundos.
  10. Probar y ajustar el punto de sal y de pimentón picante. El ketchup tiene un sabor ligeramente dulce, el nuestro ya queda dulce, pero si te gusta aún más añade un de nuevo un poco de stevia.
  11. Verter el kétchup en un táper, dejar enfriar.
  12. Introducir el táper en la nevera, y dejar que repose toda la noche. Los sabores se matizarán y mejorará aún más al día siguiente.
  13. Una vez tengas el kétchup reposado, puedes guardarlo en un recipiente hermético, (te sirve un envase de kétchup de usado, previamente limpio). Usa un embudo de cocina, para añadir el kétchup.
  14. También puedes envasar en recipientes, (como los de cubitos de hielo) y congelar, así puedes usarlo cuando lo necesites te dura hasta 3 meses.

Ketchup sin azúcar:  versión 2ª

Ingredientes para 410 ml aproximadamente

  • Tomate frito bajo en azúcar – 400 g
  • Vinagre de manzana – 2 cucharadas
  • Edulcorante Stevia  -1 cucharada
  • Pimentón picante – ½ cucharada
  • Ajo – ½ unidad
  • Clavo de olor molido  — una pizca
  • Pastilla caldo verduras –¼ de pastilla
  • Agua – 60 ml
Preparación
  1. A esta receta no le añadiremos sal, usamos un cuarto de pastilla de caldo de verduras. Añade 60 ml de agua a un cazo, y cuando esté caliente agrega la pastilla de caldo.
  2. Apaga el fuego y remueve para que se deshaga bien la pastilla. Reserva este caldo. Si tienes caldo casero o de brik de verduras también te sirve igual. Son 60 ml que es muy poquito caldo pero le da un sabor especial.
  3. En una picadora o robot de cocina añade el ajo troceado, el tomate frito y el pimentón y una pizca de clavo molido.Tritura hasta integrar todos los ingredientes.
  4. Incorpora al caldo de verduras, el vinagre de manzana y la cucharada de edulcorante Stevia. Remover. Gracias a la stevia le damos ese punto dulce tan típico del kétchup.
  5. Verter este caldo en la picadora y mezclar con el resto de ingredientes.
  6. Conservar en un bote de vidrio o un táper en la nevera. También puedes rellenar un envase de plástico con dosificador (la mayoría los puedes reutilizar) con el kétchup casero.

También te puede interesar

Cómo hacer mayonesa casera con batidora sin que se corte

¿Te ha gustado la receta de kétchup sin azúcar añadido? Te contamos más en Facebook.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído