Pollo cordon bleu al horno 👌

Pollo cordon bleu al horno 👌

El pollo cordon bleu es una especialidad francesa que consiste en una pechuga de pollo rellena de jamón y queso, sinónimo de sofisticación y cocina gourmet.

En España tenemos la versión XXL del cordon bleu pero con carne de ternera, el cachopo, un plato típico en Asturias, (y para muchos mejor que el cordon bleu). En Periodista Digital te contamos el paso a paso de esta receta francesa.

¿Cuándo surgió el pollo al cordon bleu?

El escalope vienés o Wiener Schnitzel, (carne de ternera fina empanada), tiene siglos de historia, (XV o XVI, no está datado con exactitud). Derivado de esta receta, surgieron otras como el schnitzel relleno de queso que se prepara en Brig Suiza.

escalope vienés o Wiener Schnitzel

El pollo cordon bleu probablemente sea una versión francesa de estas recetas de carne empanada anteriores. Los franceses en lugar de ternera usaron el pollo, una carne con menos grasa que al llevar relleno gana en sabor y textura.

La primera referencia escrita aparece en un libro de cocina de 1949. Años más tarde se nombra ‘chicken cordon bleu’ en un artículo de The New York Times de 1967.

pollo cordon bleu

Nuestro cachopo asturiano no entra en la disputa, apareció en la década de los años setenta, cuando ya existía el cordon bleu.

En Europa, y otros lugares del mundo se preparan recetas similares con ternera empanada desde antes de 1950, en Australia, Suecia, Italia o Israel, pero la primera de ellas parece fue el Wiener Schnitzel austríaco. 

escalope milanesa

Pollo cordon bleu al horno

Ingredientes

  • Pechugas de pollo gruesas deshuesadas sin piel –800 g o una 4 pechugas de 200 g
  • Jamón York – 4 lonchas
  • Hierbas provenzales – 1 cucharadita
  • Queso – 4 lonchas
  • Huevos – 2 unidades
  • Mostaza de Dijon – 1 cucharadita
  • Pan rallado – 200 g
  • Aceite de oliva – 120 ml
  • Sal – al gusto
  • Pimienta – al gusto

Preparación

  1. Colocar en un plato la harina, en otro los dos huevos y en un tercero el pan rallado. Sazonar la harina, y el pan rallado con un poco de pimienta, sal y repartir la cucharadita de hierbas provenzales entre el plato de harina y el de pan rallado. Añadir este ingrediente le dará un sabor y aroma deliciosos a la receta.
  2. Con un cuchillo afilado cortar las pechugas de pollo por la  mitad, como si fueran un libro, por eso tenemos que buscar pechugas gruesas.
  3. Una vez cortadas las pechugas en forma de libro las colocamos sobre una tabla de cocinar.
  4. Cortar un trozo de papel film y cubrir la pechuga. Vamos a golpear la carne o ‘espalmar’ una técnica que se hace para romper las fibras musculares , así la carne se ‘estira’ y además resulta más tierna.
  5. Con un martillo de espalmar la carne (o la maza de un mortero), golpear sobre el plástico que cubre cada pechuga durante al menos 1 minuto. El grosor que buscamos debe ser de 0.6-0.5 cm. Una vez golpees la carne verás como cada pechuga se extiende,
  6. A continuación, repartir una cucharadita de mostaza de Dijon sobre la pechuga, solo una cucharadita para todas las pechugas.
  7.  Añade la loncha de jamón York sobre la pechuga de pollo.
  8. Seguidamente sobre el jamón York coloca una loncha de queso.
  9. Enrolla la pechuga girando desde un extremo.
  10.  Introduce tres o cuatro palillos atravesando los dos extremos de la pechuga envuelta, así conseguiremos que se mantenga cerrada.
  11. Repite los pasos 6,7,8, 9 y 10 con las otras tres pechugas que nos quedan.
  12. El siguiente paso es el tradicional rebozado. Primero pasamos cada una de las pechugas por harina, con unas pinzas de cocina las movemos para que se impregnen bien.
  13. A continuación las pasamos por huevo batido.
  14. El tercer paso, es rebozar con pan rallado.
  15. Repetir los pasos 12, 13 con todas las pechugas.
  16. Estas pechugas las vamos a cocinar al horno, pero necesitan antes dorarse un poco en la sartén, (los rebozados con harina funcionan mal en el horno si no se doran ligeramente en la sartén). Será poco tiempo en la sartén, así que las pechugas no van a ‘chupar’ mucho aceite.
  17. Añade aceite de oliva a una sartén.
  18. Cuando esté caliente, fríe una o dos pechugas según el tamaño de la sartén. Al tener dentro jamón y queso quedan gruesas, fritas no se harían bien por el interior, por eso solo doramos por fuera unos minutos para ‘sellarlas’, luego se harán en el horno.
  19. Prepara una bandeja de horno, forra con papel pergamino y sobre la bandeja de horno coloca una de las rejillas.
  20. Tiene truco, al depositar luego las pechugas sobre la rejilla, —en lugar de sobre la bandeja de horno—, lograremos una textura aún más crujiente
  21. Deposita las pechugas sobre la rejilla en la bandeja de horno. Hornear 15 minutos a 180º.  Pasados unos 7 minutos les damos la vuelta.
  22. Sacar del horno, dejar reposar unos minutos antes de servir.pollo cordon bleu

También te puede interesar

Pechugas de pollo con salsa de champiñones: 2 recetas fáciles

¿Te ha sido útil el artículo sobre el pollo cordon bleu? En Facebook tienes más ideas de recetas por descubrir.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído