CONEXIÓN QUILOMBO

Giorgio Graglia (Brancaleone): «La gente ha perdido el miedo al comercio electrónico gracias a la pandemia»

¿Por qué la mayoría de los españoles estando a solo dos horas de avión de Italia no conocen la experiencia de disfrutar un auténtico plato de pasta fresca?

Esa pregunta persiguió durante años al empresario Giorgio Graglia, hasta que se decidió a montar Brancaleone, una fábrica artesanal de pasta fresca.

Ahora, gracias a sus años de experiencia como experto en comercio electrónico y marketing online en Londres, Madrid o Buenos Aires, lanza sus productos a la web aprovechando la crisis del coronavirus: «La gente le ha perdido el miedo al comercio electrónico gracias a la pandemia».

«No existía en España el concepto de pasta fresca. La gente entendía por ello «pasta rellena», lo cual es incorrecto, porque la pasta que se comercializa en supermercados es pasta pasteurizada o congelada con conservantes o colorantes. Lo que nosotros ofrecemos es una pasta hecha en el día y cuyo consumo ideal debe realizarse en cuatro o cinco días máximo, aunque podría congelarse sin problemas».

Desde hace más de 5 años Brancaleone sirve a los mejores restaurantes italianos de España, y es por ello que Graglia se ha puesto el objetivo de ofrecer a través de su web un producto natural, artesano, sano y que no tiene ningún aditivo ni colorantes, como la pasta Brancaleone y ponerlo en la mesa del cliente en menos de 24 horas.

«La pasta fresca la elaboramos con extrusores de broce, lo que le confiere a la pasta una porosidad que permite que las salsas se adhieran y formen la pareja de baile perfecta».

El concepto es un kit en el que cualquier español, que resida en cualquier punto de España, puede tener en solo 24 horas una ración de pasta fresca con su salsa elaborada en la fábrica de Brancaleone.

¿Qué incluye cada pedido? Cada pedido consta de dos raciones de pasta, dos salsas y dos raciones de queso.

«Todos nuestros pedidos se entregan en cajas de cartón ecológico apto para alimentación, con tarrinas de vidrio. Dentro de la caja, encontrarás una caja con la ración de pasta fresca que hayas elegido, así como una tarrina de vidrio con su respectiva salsa y el queso parmigiano reggiano».

«Mucha gente piensa que cualquier salsa vale para cualquier salsa y eso no es así. Por eso todas las semanas renovamos el menú seleccionando las salsas que deben ir con cada plata de pasta fresca. Uno puede consumir todas las semanas pasta fresca sin repetir siempre el mismo el plato».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído