Recetas

Mermelada de tomate sin azúcar añadido 🍅

Mermelada de tomate sin azúcar
Mermelada de tomate sin azúcar

¿Cómo preparar una mermelada de tomate sin azúcar añadido? Teniendo en cuenta en las mermeladas el azúcar suele haber un contenido de entre 60-70% de azúcar.

El azúcar tiene un gran poder conservante y además da cuerpo, ayuda a que espesen las preparaciones. Sin embargo, al añadir tanta azúcar las mermeladas resultan muy calóricas.

En Periodista Digital, te presentamos una mermelada que tiene mucho menos de la mitad de calorías que cualquier otra, ¡no lleva azúcar!

Mermelada de tomate sin azúcar añadido

Azúcar, edulcorantes y cocción

Puede parecer muy sencillo, sustituir el azúcar pero no lo es tanto. El azúcar tiene además propiedades para dar sabor, otras que afectan a la textura y conservación de los alimentos. Inhibe la proliferación bacteriana, por eso ayuda a conservar y además le da una textura más densa a las preparaciones.

azúcar

Azúcar

Si se trata de añadir dulzor a un yogur o una bebida, se puede sustituir el azúcar fácilmente por un edulcorante, siempre que la preparación no esté muy caliente. Sin embargo a la hora de cocinar sustituir el azúcar no es tan fácil.

El azúcar resiste la cocción, pero otros edulcorantes como la sacarina o el ciclamato no resisten. Para cocinar  podemos usar stevia, eritritol y sucralosa, (siendo la sucralosa un derivado del azúcar que además no aporta calorías y endulza mucho más). Con menos cantidad tendremos el sabor dulce deseado.

Edulcorantes

Edulcorantes

La Stevia procede de una planta y también se puede usar para añadir a cupcakes y bizcochos, pero si quieres hacer caramelo líquido no funciona, no cristaliza como el azúcar.

La stevia aporta un sabor ligeramente amargo, algo que no gusta a todo el mundo. La stevia es un producto caro comparado con el azúcar y otros edulcorantes, el kilo está entre 14-34 € según marcas.

Stevia

En cambio la sucralosa si cristaliza y se puede usar para horno o cocción.  Si te da temor usar sucralosa, tranquila, la tienes en cualquier supermercado y se vende desde hace años.

Está aprobada por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), también por la FDA, la agencia norteamericana de alimentos y medicamentos.

No es peligrosa (hace años hubo polémica sobre este producto al igual que pasó hace décadas con la sacarina). La sucralosa también tiene un precio elevado, entre 22-34 € según marcas. 

En cuanto al eritritol es un alcohol de azúcar de 4 carbonos se elabora a partir de glucosa por fermentación, es un producto natural no transgénico.

Aporta un dulzor de un 70% comparado con la sacarosa, su valor calórico es cero.

El eritritol como otros polioles no fermenta por las bacterias orales por eso no contribuye a la producción de ácido que conduce a la caries dental, por eso es saludable para los dientes.

Eritriol

No afecta al índice glucémico, por eso es un edulcorante recomendado para diabéticos. Tiene un sabor muy agradable similar al azúcar, (no es amargo a diferencia de otros edulcorantes como la Stevia que aportan un ligero amargar).

El eritritol, es mejor para usar en productos calientes que en fríos, ya que en productos fríos te da la sensación de que endulza menos, (hay que añadir el doble de lo que pondrías de azúcar para lograr un dulzor similar)

Algunos polioles como el sorbitol y maltitol, tienen un ligero efecto laxante por eso los productos que los llevan suelen advertir de este efecto en la etiqueta. Sin embargo el eritritol tiene una alta tolerancia digestiva casi no es laxante, por eso no requiere etiqueta de advertencia.

La estabilidad del eritritol en la cocina es buena, resiste la cocción y el horneado. Otro de los inconvenientes es el precio, el eritritol es caro un kilo sale entre 11-18 € según marcas.

¿Qué nutrientes aportan los tomates?

A menudo incluimos los tomates como parte de las verduras, aunque en realidad el tomate es una fruta, ya que como pasa con las frutas tiene semillas en su interior.

tomates

Las frutas suelen tener un sabor dulce que aumenta cuando están más maduras. A los tomates también les pasa, dependiendo de la variedad encontramos tomates más o menos dulces. Por ejemplo los tomates pera o los cherry.

  • Tienen pocas calorías, 22 por cada 100 gramos.
  • Agua – 94%
  • Mucha vitamina A, 82.3 ug
  • Vitamina C, 26 mg
  • Vitamina E – 1.2mg
  • Vitamina K, 5.7 g.
  • Ácido fólico o vitamina B9, 28 ug
  • Fibra – 1.5 g
  • Potasio – 290 mg
  • Fósforo – 27 mg
  • Calcio – 11 mg
  • Yodo – 7 ug
  • Sodio – 3 g

Mermelada de tomate sin azúcar añadido

Los tomates son fuentes de antioxidantes como el licopeno, un carotenoide responsable del color rojo. Los estudios científicos avalan que el licopeno tiene un papel positivo en la prevención de determinados cánceres como el de próstata.

Mermelada de tomate sin azúcar añadido

Ingredientes:

  • Tomates maduros –600 g
  • Gelatina neutra- 4 hojas
  • Clavo de olor molido – una  pizca
  • Zumo de limón – el de medio limón
  • Edulcorante apto para cocción – sucralosa o stevia o eritritol -150 g (o 200 g dependiendo si prefieres algo más dulce)

Utensilios

  • Recipientes de vidrio

Preparación

  1. Previo a la preparación esteriliza los botes de vidrio con sus tapas en una olla con agua hirviendo durante 15 minutos. Luego saca los frascos del agua con una pinzas y deja reposar sobre papel de cocina o un paño.
  2. Lavar y pelar los tomates, para quitarles la piel, prepara una olla con agua y una bandeja o plato con algunos hielos. Lleva el agua a ebullición. Haz una cruz con el cuchillo en cada tomate e introduce en la olla. Los dejamos solo 30 segundos, no más.
  3. Sacar los tomates y dejarlos sobre el hielo. Dejar que reposen unos minutos y luego ya puedes retirar la piel sin dificultad.
  4. En un recipiente amplio añade las 4 hojas de gelatina y agrega un poco de agua fría, unos 125 ml. Dejar que reposen 10 minutos.
  5. Cortar los tomates en trozos, añadirlos a una olla junto con las hojas de gelatina y el agua, la sucralosa/o el edulcorante que uses y el clavo de olor. Cocinar durante 25 minutos a media potencia, removiendo de vez en cuando.
  6. Con una batidora de mano, tritura el resultado para que nos quede más fino.
  7. Si prefieres una textura más densa, no hace falta. Incorpora el zumo de limón y mezcla. Dejar que se atempere un poco la mermelada.
  8. Llenar los frascos de vidrio hasta arriba. Al no ser azúcar tiene menor poder conservante, mejor guardar en la nevera o un lugar fresco aunque no estén abiertos.Mermelada de tomate sin azúcar añadido

También te puede interesar

Gazpacho de cerezas, muy fácil

¿Te ha sido útil el artículo de la mermelada de tomate sin azúcar añadido? En Facebook tienes más para escoger.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Lo más leído