Sopa de cebada vegetariana 👈

Sopa de cebada vegetariana
Sopa de cebada vegetariana

¡Fibra y mucha energía te aporta esta sopa de cebada vegetariana! La cebada es fuente de manganeso, un oligoelemento fundamental para el buen funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.

La cebada provoca un efecto saciante, gracias a su contenido en fibra, también contiene antioxidantes como los lignanos beneficiosos para prevenir enfermedades cardiovasculares.

La cebada se puede usar como alternativa al cuscús, o para preparar recetas parecidas al risotto sustituyendo al arroz. En Periodista Digital te contamos el paso a paso de la sopa de cebada vegetariana.

¿Qué nutrientes tiene la cebada?

La cebada es uno de los cereales más antiguos, se cultivó en Oriente Medio hacia el 10.000 a. C. Un hallazgo científico realizado en una cueva del Mar Muerto, reveló un dato curioso, publicado en la revista científica Nature Genetics.

sopa de cebada vegetariana

Los investigadores encontraron en la cueva semillas de cebada. Tras el análisis se dataron en unos 6.000 años de antigüedad.

Lo curioso es que su aspecto y composición eran bastante similares a las semillas de cebada actuales, tras 6.000 años apenas se habían modificado.

En cuanto a su composición nutricional por ración de 100 g:

  • Calorías:354 Kcal
  • Hidratos de carbono:73 g
  • Proteínas:11.2
  • Grasas: 2.3g
  • Fibra: 17 g
  • Vitamina A; 22 mcg
  • Vitamina Bi, 0,191 mg
  • Vitamina B2, 0.14 mg
  • Vitamina B3, 4,6 mg
  • Vitamina B6, 0,206 mg
  • Vitamina E, 0.02 mg
  • Vitamina K, 2.2 mcg
  • Manganeso, 1322 mg
  • Potasio, 228 mg
  • Fósforo 221 mg
  • Calcio, 29 mg
  • Magnesio 79 g
  • Sodio,9 mg
  • Zinc, 2.13 mg
  • Hierro, 2.50 mg

Beneficios de tomar cebada

Gran fuente de fibra

cebada fuente de fibra

La cebada aporta 17 g de fibra, los beneficios para la salud de la ingesta de fibra están probados científicamente, por eso es recomendable consumir a diario alimentos que aporten este carbohidrato.

A diferencia de otros hidratos de carbono, que el cuerpo descompone en azúcar, la fibra no se puede descomponer en azúcares y pasa por el cuerpo sin descomponerse. Regula el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento.

La mayoría de la fibra de la cebada es fibra insoluble como el beta glucano, esta no se disuelve en agua, lo que hace es acelerar el movimiento intestinal y aumentar el volumen de las heces.

Provoca saciedad

la cebada provoca saciedad

Por lo tanto puede ser útil para perder peso. Precisamente dado su alto contenido en fibra, tomar cebada más líquidos, (como caldos o agua), provoca sensación de saciedad. La fibra beta glucano es muy útil en dietas de adelgazamiento.

Ayudan a reducir el colesterol

La fibra insoluble de la cebada también es beneficiosa para reducir el colesterol malo (LDL), al unirse a los ácidos biliares.

¿Cómo lo hace? El hígado produce ácidos biliares a partir del colesterol, la fibra ayuda a que el cuerpo elimine estos ácidos biliares a través de las heces, (la fibra favorece entonces una mayor eliminación). Al eliminar más ácidos biliares, el hígado se ve forzado a producir más, a partir del colesterol, por eso reduce la cantidad de colesterol que circula en sangre.

Reducción de cálculos biliares

cuenco de cebada

Los cálculos biliares se pueden formar en la vesícula biliar, un órgano situado debajo del hígado. La mayoría de las veces estos cálculos no provocan síntomas pero si se atascan en los conductos de la vesícula biliar pueden causar dolor. La fibra de la cebada puede ayudar a prevenir la formación de este tipo de cálculos.

Reducir el riesgo de diabetes tipo 2

La cebada puede reducir los niveles de azúcar en sangre y mejorar la secreción de insulina, por eso puede disminuir el riesgo de diabetes tipo 2. Esto se debe al contenido en magnesio de la cebada. Un mineral que tiene un papel importante en la producción de insulina y la metabolización del azúcar en el cuerpo humano.

Sopa de cebada vegetariana

Ingredientes

  • Cebada perlada – 200 g (en tiendas de dietética y online)
  • Cebolla – ½ unidad
  • Nabos – 3 unidades
  • Dientes de ajo – 2 unidades
  • Aceite de girasol – 2 cucharadas
  • Apio – 2 tallos
  • Zanahorias – 1 unidad
  • Champiñones de lata laminados – 200 g
  • Caldo de verduras – 900 ml
  • Hojas de laurel – 2 unidades
  • Curry– ½ cucharadita
  • Zumo de limón – El de medio limón
  • Sal –al gusto
  • Popurrí de pimientas –al gusto
  • Perejil – varias ramitas

Preparación

  1. Lavar la zanahoria, los nabos y los tallos de apio. Cortar en trocitos.sopa de cebada vegetariana
  2. Pelar la cebolla y los ajos. Picar la cebolla y cortar los ajos en trocitos medianos.
  3. Agrega aceite de girasol a una cacerola.sopa de cebada vegetariana
  4. Saltear la cebolla durante tres o cuatro minutos. A continuación agrega los ajos y sofríe dos minutos más.
  5. Añade el apio y las zanahorias. Saltea durante cinco minutos a fuego medio.
  6. Incorpora los trocitos de nabo, y el caldo de verduras. Cocer a fuego lento durante 50 minutos. Tapando la cacerola (pero no por completo).
  7. sopa de cebada vegetariana
  8. Cada 20 minutos remover.
  9. Transcurrido los 50 minutos probar el caldo, sazonar con curry sal, y el popurrí de pimientas.
  10. Añadir los champiñones laminados bien escurridos.sopa de cebada vegetariana
  11. Incorpora las ramitas de perejil enteras y el zumo de limón.
  12. Dejar reposar durante 5 minutos.
  13. Retirar las ramitas de perejil, y servir.sopa de cebada vegetariana

También te puede interesar

Sopa de espárragos blancos

¿Te ha gustado la sopa de cebada vegetariana? En Facebook tienes más para escoger.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Lo más leído