Consumibles hechos de cannabis

Manteca
Manteca Pixabay

El cannabis siempre ha sido un tema de controversia en España, puesto que su venta y distribución es ilegal en la mayoría de los países europeos. No obstante, al contar con las licencias apropiadas, es posible vender y distribuir esta planta, ya que sus beneficios pueden ser incalculables.

No obstante, es importante recordar que se trata de un producto que puede provocar adicción si no es preparado correctamente, por lo que su venta sin licencia puede ser castigado con años de prisión.

Ahora bien, el cannabis tiene muchos usos interesantes y entre ellos podemos mencionar la cocina, siendo un tema del cual hablaremos a continuación..

El cannabis y la cocina

Aceite de Cannabidiol

Aceite de Cannabidiol / Pixabay

Algunos países como Canadá han permitido la venta bajo licencia de todo tipo de productos originarios del cannabis; desde la planta pura y procesada hasta alimentos hechos a base de dicha planta.

El cannabis nos ofrece la posibilidad de crear un gran número de recetas caseras, las cuales explicaremos con detalle en esta sección para que las pruebes en tu propio hogar y conozcas sus beneficios:

Brownies

Si te interesa conocer cómo hacer brownies de marihuana, pues hombre, ¡sigue leyendo!. Lo primero que debes hacer es reunir los siguientes ingredientes, los cuales están proporcionados para aproximadamente 8 personas:

  • 100 gramos de mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 taza de azúcar
  • ½ taza de harina
  • 200 gramos de chocolate de taza
  • 4 gramos de cannabis

El primer paso a seguir es calentar el horno hasta 120 °C. Mientras esperamos que este se caliente, procedemos a derretir la mantequilla y el chocolate en una sartén y batimos hasta que se mezclen bien.

Acto seguido, vertemos en un bol el azúcar, la harina y los huevos, y batimos hasta obtener una sola masa uniforme y sin grumos. Luego, procedemos a agregar a la mezcla el chocolate derretido y el cannabis, y finalmente colocamos la mezcla en el horno por unos 60 minutos. ¡Super fácil!

Galletas

La receta que te presentaremos a continuación es para aproximadamente 40 galletas de marihuana, y si quieres más entonces te sugerimos ajustar un poco las proporciones:

  • 130 gramos de mantequilla
  • 120 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina de trigo
  • 2 huevos
  • Un poco de sal
  • 5 gramos de cannabis
  • Trozos de chocolate, ralladura de naranja/limón o nueces al gusto

Para empezar la receta, primero debes verter la mantequilla y la marihuana en una cacerola hasta derretir la mantequilla. Asegúrate de hacerlo a fuego lento para evitar que la planta se queme.

Colamos la mantequilla derretida en un bol y agregamos el azúcar y los huevos. Batimos la mezcla y sin parar el batido, agregamos la harina de trigo hasta eliminar todos los grumos. Al tener una masa sólida, procedemos a añadir los ingredientes al gusto (chocolate, nueces o ralladura).

Enfriamos la masa dentro del bol cubierto con papel transparente y luego encendemos nuestro horno hasta 140°C. Cuando la masa esté fría, procedemos a hacer bolitas con ella a aplastarlas con el rodillo para luego sacar las galletas con ayuda de moldes.

Coloca papel de horno sobre la bandeja donde cocinarás las galletas y finalmente coloca dicha bandeja con las galletas dentro del horno durante 15 minutos. Observalas regularmente, ya que de pasarse de cocción las galletas pueden quedar demasiado duras o crujientes. Sabrás que están listas cuando las galletas empiecen a dorarse.

Mantequilla

¿Es posible crear una mantequilla con los efectos únicos del cannabis? ¡Claro que sí! Lo primero que debes hacer es conseguir los ingredientes de la siguiente lista:

  • 300 gramos de mantequilla
  • ½ litro de agua
  • 20 gramos de marihuana

Lo primero que debes hacer para crear esta simple receta es poner a hervir el agua, y luego bajar el fuego cuando esté hirviendo, solo para mantener su temperatura. Luego, añades la marihuana y dejas hervir la planta a fuego lento durante 15 minutos.

Después de esto, debes añadir la mantequilla y batir hasta que ésta esté completamente disuelta, lo cual debe tardar media hora aproximadamente. Acto seguido, debes verter la mezcla en un envase de vidrio a través de un colador y guardarla en la nevera hasta que esté completamente fría.

Como paso final, el agua adicional de esta mezcla se condensó en la parte superior de la mezcla; debes desechar este exceso de agua y con esto tendrás tu mantequilla de cannabis.

Esto es solo la punta del iceberg cuando se trata de recetas a base de cannabis, por lo que recomendamos explorar más a fondo los maravillosos beneficios que tiene esta planta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Lo más leído