SALUD Y BELLEZA

Dieta: cenas contundentes para dormir como un bebé

Si elegir la cena suele ser tu mayor dilema al acabar el día, te traemos las mejores opciones con las que además de sentirte lleno dormirás fenomenal.

Avena
Avena. PD

Cuando llega la noche estamos muy cansados del largo día de trabajo y lo que menos nos apetece es pensar en cocinar.

Este dilema que a todos nos ha pasado más de una vez nos hace optar por una mala decisión como es el «comer cualquier cosa«, y ahí está el fallo que luego nos repercute al dormir.

Al comer lo primero que vemos no controlamos la cantidad, nos llenamos con rapidez y a las dos horas nos vuelve a atacar el hambre que trae como consecuencia una mala alimentación y aumento de peso innecesario.

Y ya, si optas por la idea de no comer debes de saber que es la peor de decisiones.

Mientras dormimos nuestro cuerpo necesita energías para poder llevar a cabo la función reparadora de los tejidos, por ello la clave es realizar un plato combinado donde haya un equilibrio de proteínas y frutas.

Cada cuerpo funciona de un modo diferente y lo que puede ser pesado para unos puede resultar ligero para otros, así que antes de nada piensa qué te apetece y en función de lo que tu apetito te pida, juega con los alimentos.

Aunque eso sí, la hora será fundamental para que todo vaya sobre ruedas, lo recomendable es tomar la cena sobre las 21h evitando así irnos a dormir con la barriga demasiado llena, ya que esto nos puede provocar pesadillas e indigestión.

Para facilitar tu elección te traemos los mejores alimentos para completar tu cena con los que te sentirás lleno y podrás dormir perfectamente.

Aquellos ricos en triptófano son los perfectos para nuestro plato final del día, ya que se trata de un aminoácido fundamental para producir serotonina y melatonina que nos ayudará a conciliar el sueño. Toma nota:

Avena

Es necesaria para el sistema cardiovascular y estimular la producción de melatonina. Tanto para la cena como para el desayuno esta opción es muy acertada y te da muchas posibilidades para crear platos creativos, así como frutas o frutos secos. En concreto el plátano, rico en nutrición, es ideal para combinar con avena y yogur, consiguiendo un chute de magnesio y potasio que funcionan como relevantes musculares.

Carne de pollo y arroz integral o pasta

La carne de pollo o pavo es baja en grasa, rica en proteínas y fácil de digerir. Por ello seleccionarlas para tu cena te hará conseguir un sueño espléndido. Si además nos apetece un poco de hidratos de carbono, combinarlo con el pollo será un plato muy rico para la cena, pero eso sí, cuidado con la cantidad ya que no debes abusar de los hidratos durante la noche. Lo ideal es repartirlo en dos noches a lo largo de la semana. Un día opta por pasta con brócoli por ejemplo, y otro por arroz blanco o integral con carne de pavo o pollo.

Leche

Optar por la leche como broche de tu alimentación diaria es la mejor opción. Ya que es muy rica en triptófano que ayuda a los neurotransmisores del ciclo del sueño y al calcio. Si un baso de leche es demasiado para ti, optar por un yogur es otra alternativa para antes de irte a dormir.

Miel, chocolate o una infusión

Jugar con el postre también es una opción. Aplicar miel en la leche o infusión, o tomar alguna onza de chocolate negro nos ayuda a estimular la producción de serotonina que permite a nuestro cuerpo y mente relajarnos antes de dormir.

John Benítez: @iamjohnbenitez

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído