Algunos alimentos y determinados platos pueden incrementar las posibilidad de ponerte enfermo o engordar

Dieta: 7 alimentos que nunca deberías comer en un buffet libre

En muchas ocasiones, acudir a un buffet libre equivale a empacho, exceso de ingesta de alimentos, demasiadas calorías

Dieta: 7 alimentos que nunca deberías comer en un buffet libre

Son fechas de comer fuera de casa y de mucho calor, por lo que hay que tener cuidado.

Si acudes a un buffet libre a comer, existen algunos tipos de alimentos y determinados platos que incrementan las posibilidades de ponerte enfermo, engordar o comer mal. 

En muchas ocasiones, acudir a un buffet libre equivale a empacho, exceso de ingesta de alimentos, demasiadas calorías e incluso competitividad, ya que se concibe más como un desafío que como un momento de disfrute, relajación y conexión con los alimentos.

En muchos casos no solamente peligra tu peso, sino que se multiplican los riesgos de contraer enfermedades, especialmente debido a las temperaturas a las que se mantienen los alimentos, que pueden incrementar la posibilidad de multiplicación de diversas bacterias o gérmenes.

Hoy, repasamos siete alimentos que no deberías comer en un buffet libre:

  • Coles
    Los vegetales de hoja verde son generalmente una opción estupenda en medio de la variedad de opciones altas en calorías. Sin embargo, las coles crecen en ambientes húmedos, y es difícil limpiarlos completamente, por lo que en un buffet deberías desdeñar incluirlas en tu plato.
  • Sushi
    El sushi puede parecer una opción saludable, pero prepararlo de manera segura requiere utilizar mariscos y pescados de calidad óptima y mucha experiencia. Reserva mejor esta opción para un restaurante japonés de calidad en lugar de para un buffet libre.
  • Atún
    El atún debe mantenerse a una temperatura más baja que otros tipos de pescado porque es especialmente susceptible a ciertos tipos de bacterias, por lo que quizás no es el pescado más recomendable para degustar en un buffet libre teniendo en cuenta que es posible que esté sujeto a temperaturas más altas de lo que se considera óptimo.
  • Comida frita
    Estos lugares normalmente emplean aceites baratos o usados en demasiadas ocasiones para freír los alimentos. Las patatas fritas, las croquetas o los calamares de este tipo de lugares han podido absorber una elevada cantidad de grasas saturadas y trans que no convierten estos alimentos en opciones saludables. Si las comes, limita la porción e intenta que se preparen frescos.
  • Ensaladas con mayonesa
    La ensaladilla y otros platos a base de mayonesa encarnan bastantes peligros, ya que al no estar lo suficientemente frías son más susceptibles a la contaminación y las enfermedades transmitidas por los alimentos, mientras que desde un punto de vista nutricional aumentan considerablemente la ingesta calórica. Los aderezos cremosos como el ketchup o la mostaza presentan algunos de los mismos escollos que los platos a base de mayonesa. Además, a menudo son altamente procesados ​​y contienen gran cantidad de sodio, azúcar y conservantes. En su lugar, el aceite de oliva y el vinagre son una apuesta mucho mejor.
  • Bebidas azucaradas
    A veces no pensamos en las bebidas cuando reflexionamos acerca de lo que comemos, pero las bebidas como los refrescos carbonatados, el té dulce, los zumos industriales o las limonadas contienen mucho azúcar. Lo recomendable es apartar este tipo de alternativas, rechazar el alcohol y comer acompañando los alimentos de agua sin gas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído