En el siglo XVII, exactamente en el año 1705, un joven químico francés, Oliver Serrés, descubrió el contenidos de sacarosa que tenía la remolacha.

Si eliminas el azúcar de tu vida tendrás más energía

A finales del siglo XVII, el azúcar estaba prácticamente extendido por todo el mundo.

Si eliminas el azúcar de tu vida tendrás más energía

El azúcar pertenece al grupo de los hidratos de carbono, siendo por tanto un nutriente esencial a tener en cuenta en nuestra dieta.

Con su consumo en las proporciones estipuladas como más adecuadas, que oscilan entre los 60 y 80 gramos diarios (unas seis cucharadas de postre), haremos que nuestros músculos y nuestro cerebro funcionen a la perfección.

A finales del siglo XVII, el azúcar estaba prácticamente extendido por todo el mundo.

Pero su origen se remonta a miles de años antes. Concretamente, las primeras referencias son de hace 5000 años.

Era extraído de la caña de azúcar en África. Su difusión fue paulatina hacia Oriente, donde fue conocido por los árabes que, a su vez, fueron los encargados de llevarlo por todo el Mediterráneo.

A España llegó en la Edad Media de manos de la civilización árabe. En estos primeros pasos del elemento en nuestro país, era empleado para perfumar recetas, pero sobre todo era usado por los boticarios para elaborar remedios. Con la llegada de la conquista del Nuevo Mundo, la caña de azúcar fue transportada hacia allí, donde encontró un clima idóneo para su cultivo.

En el siglo XVII, exactamente en el año 1705, un joven químico francés, Oliver Serrés, descubrió el contenidos de sacarosa que tenía la remolacha.

Con ello apareció la posibilidad de obtener el azúcar de otra fuente que se podía cultivar mejor en Europa que la caña de azúcar. Con Napoleón Bonaparte, debido al bloqueo continental que sus conquistas impusieron en el siglo XIX, se impulsó el cultivo de la remolacha para extracción de azúcar.

EL DULCE Y EL PESO

Actualmente, se conoce que las dietas ricas en azúcar pueden provocar un aumento excesivo de peso y resistencia a la insulina, lo cual predispone a padecer diabetes mellitus tipo 2 (DMT2).

Esta enfermedad ha experimentado un drástico aumento de incidencia en las últimas décadas, principalmente debido a factores del estilo de vida occidental, como la falta de ejercicio y las dietas altas en calorías.

Asimismo, se ha demostrado consistentemente que la DMT2 es un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer.

Por lo tanto, los cambios en la dieta pueden reducir significativamente el riesgo de desarrollar DMT2 y enfermedad de Alzheimer, y con ello aumentar la calidad de vida y mejorar la longevidad.

  • 1. Mejoras en la capacidad cognitiva
    El consumo excesivo de azúcar y grasas puede ser perjudicial para algunas de las funciones del cerebro, tal y como lo confirma un estudio de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, por sus siglas en inglés). ¡Así que deja a un lado lo dulce y mantén la mente despejada!
  • 2. Reduce la presión arterial
    A menudo el aumento de peso es el resultado de un consumo excesivo de azúcar y conlleva un mayor riesgo de subida de la presión arterial. Esto puede provocar infartos, derrames, daños renales y otras enfermedades graves.
  • 3. Previene la diabetes
    Un metaanálisis publicado por la revista Diabetes Care confirma que el consumo regular de bebidas azucaradas (dos o más porciones de refrescos, zumos, bebidas energéticas y tés helados) aumenta el riesgo de síndrome metabólico (un conjunto de síntomas relacionados con el metabolismo que ocurren al mismo tiempo) y de desarrollar la diabetes tipo 2. Lo mismo ocurre con los alimentos que contienen azúcares añadidos: terminas desarrollando una resistencia incrementada a la insulina, por lo que el azúcar no puede acceder a las células. En consecuencia, aumenta la presión arterial, según rt.
  • 4. Disminuyen los antojos
    ¿Necesitas más motivos para dejar el azúcar? Si reduces su consumo, tus antojos de azúcar disminuirán con el tiempo. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: el azúcar es adictivo. Cuanto más lo comas, más te lo pedirá el cuerpo. Así que elimina de tu dieta los alimentos con alto contenido de azúcar y rompe ese ciclo vicioso. Sí, sabemos que es bastante duro al principio, pero ya verás que en poco tiempo sentirás menos antojos.
  • 5.Tienes más energía
    Seguro que ya te has dado cuenta que después de una comida rica en carbohidratos o azúcares sientes que necesitas reposar. El azúcar nos vuelve lentos y perezosos, y hay incluso estudios que lo relacionan con depresiones. La próxima vez que pierdas la motivación sin saber por qué, ¡piensa en tu alimentación! Tu cuerpo sentirá más energía si incluyes más pescado y alimentos no procesados.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído