Nec plus ultra: Guillermo Javier Gómez del Maroma Resort and Spa (Riviera Maya)

Cuando pasión, juventud y musa de la cocina se alían, el feliz resultado se llama Guillermo Javier Gómez, que está poniendo el áureo Ritz de lo más lindo y nuestras papillas a la hora mexicana.

No se podía soñar mejor fichaje que ese simpático y talentoso jefe argentino afincado en la edénica Quintana Roo, para gozar en el legendario palacio madrileño de una exquisita semana gastronómica dedicada al país de la divinidad tutelar del cacao, Quetzalcoat.

Fascinado desde la cuna por las artes culinarias, Guillermo comenzó su carrera en 1998 en el Hotel Sheraton de su Córdoba argentina, con paréntesis fructuoso a la vera del Jefe Méndez en el Orient-Express del Hotel “La Residencia” en España. La experiencia le acercó a los ricos encantos de la coquinaria mediterránea y por ende, a regir los destinos de la afamada Academia Azafrán de Gastronomía y Enología de su país.

Premiado enseguida con una “Cuchara de Plata” por sus exclusivas preparaciones de entradas, nuestro Jefe recibió dos añitos más tarde su certificado de master en AIALA, academia culinaria española de Karlos Arguiñano.

Punta del Este (Uruguay) fue su siguiente destino, donde trabajó con el afamado sibarita y gourmet Jean-Paul Bondeaux, jefe de La Bourgogne.

Regresó a la Residencia, donde deleitó con sus estupendas creaciones a un selecto ramillete de celebrities del celuloide y de los fogones (Francis Ford Coppola, Michael Douglas, el aclamado Ferran Adría entre diversas estrellas).

En 2003, alcanzó otro soñado firmamento, debutando como Jefe Ejecutivo Adjunto en el Centro Vacacional y Spa Maroma de la cadena Orient-Express y en la actualidad, ascendido a Jefe Ejecutivo, supervisa los tres restaurantes del hotel-boutique y salpica cada menú de su personalísimo toque.

Para muestra, esas apetitosas ilustraciones que amablemente nos cedió, testimonio de su versátil pericia, equilibrado alquimista de los sabores, que esperamos ver regresar pronto con un nuevo festival de colores y sabores deslumbrantes, así como de un esperado libro que nos prometió enviar en breve.

En la práctica, el resultado es una experiencia multisensorial inolvidable de sofisticada fusión, impresionante dominio de salsas, venados, cebiches, sabores ahumados, texturas riquísimas y perfecto uso de las materias primas.

Capítulo postres, el dulce mundo de Guillermo seduce por su inversión en flowerpower, brindándonos una sopa fría de Maracuya, de inesperada cristalización y sabor delicioso, guarnecida de encerraditos de piña confitada, tapioca y poético aderezo de aromáticos pétalos de buganvilla.

Es todo el cálido México que se saborea en sus admirables enchiladas de pato en mole de Jamaica, de moderado sabor especiado inteligentemente adecuado al paladar europeo, acompañado de un excelso arroz con dinámica de piña, cilantro y crema de lima. Otra sorpresa lo reserva un atún envuelto en plátano macho con chayote encurtido, agradablemente resaltado del punto acidulado de fresas marinadas con habanera.

Hasta el 8 de junio se podrá disfrutar de esos entusiasmantes y juveniles platos, regados de sublimes Margaritas Maroma, atinadamente incluidos en el magnífico brunch dominical del prestigioso palacio madrileño, que acaba de abrir al incipiente verano su fresca terraza y florido jardín. ¡Prohibido perdérselo!

Autor

Marie José Martin Delic Karavelic

Marie José Martin Delic Karevelic, apasionada periodista culinaria autora del blog ‘Fogon’s Corner’ en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído